Preguntas más frecuentes sobre Sillas De Paseo

Última actualización: 21.02.24

 

Q1: ¿Cómo puedo limpiar la silla de paseo?

Para mantener siempre limpia y cuidada la silla de paseo se deben seguir unos sencillos pasos. Esto no solo contribuirá a que tu bebé no tenga contacto con elementos que pueden resultar nocivos, sino que también permitirá preservar por mayor tiempo la vida útil de la silla.

Para empezar se debe remover la parte de tela que puede ser lavada a máquina o a mano, según sea la recomendación del fabricante. Posteriormente, se puede utilizar un sacudidor o un paño húmedo y limpiar toda la estructura del chasis, cuidando de alcanzar las conexiones, pues es un lugar donde se aloja mucho polvo.

Las ruedas también deberán ser tratadas, utilizando un paño húmedo o un cepillo suave para remover cualquier impureza. Después, se puede aplicar algún producto específico para esto que ayude a mantenerlas rodando con eficiencia y que también resguarde la parte metálica de la silla. Es necesario recordar que se deben secar muy bien todas las partes antes de montar la silla nuevamente.

 

Q2: Voy a tener mi primer hijo y necesito saber cuándo es más recomendable utilizar una silla de paseo ligera

Las sillas de paseo ligeras se recomiendan utilizar con bebés que ya caminan. Evidentemente, aunque lo hagan, puede que salir de compras con los padres los agote caminando, y estas sillas son útiles para llevarlos cómodos y puedan descansar.

Algunas personas también las utilizan como sillas alternativas, ya que suelen ocupar un espacio muy reducido y su portabilidad es bastante sencilla al ser ligeras. Además, el mantenimiento también es mucho más fácil.

 

Q3: ¿Para qué sirven las sillas de paseo reversibles?

La comodidad de los padres y de los bebés es indispensable a la hora de salir de casa. En este caso, las sillas de paseo reversibles se orientan más a la facilidad de los adultos para llevar a los bebés sin que estos últimos se sientan con mayores cambios.

Estas son sillas cuyo manillar puede moverse para llevar al bebé de vista al frente del camino o de espalda. En la primera opción, los padres no pueden ver la forma en que va el bebé, a menos que se detengan y lo observen. En el segundo caso, tienen la oportunidad de estar al tanto de cualquier movimiento.

Estos modelos son recomendables, ya que ofrecen en todo momento la opción de elegir, sobre todo cuando los bebés tienen pocos meses y es bueno mantenerlos muy vigilados.

Q4: ¿Cuándo se debe poner la silla de paseo del bebé mirando hacia adelante?

Los bebés tienden a distraerse más si van orientados hacia el frente que si van en contacto visual con sus padres, así que si tu bebé muestra curiosidad podrás orientarlo hacia adelante para que vea todas las cosas a su alrededor. De cualquier manera, dependerá mucho de su propio comportamiento.

Una buena opción es alternar, ya que estudios han demostrado que los bebés que van en contacto con sus padres pueden desarrollar un mejor uso del lenguaje, ya que estos le hablan más que cuando van a la inversa.

 

Q5: Aún no puedo decidirme, ¿qué es mejor, una silla de paseo o un cochecito?

Esto va en dependencia al tiempo de vida del bebé. El cochecito ofrece un respaldo más ergonómico que será necesario, por lo menos, desde el nacimiento hasta los 5 meses en que su columna ya empieza a tener mayor fuerza y suelen sentarse durante algunos minutos.

Sin embargo, también dependerá del gusto de los padres. Generalmente, las sillas de paseo son más cómodas de llevar y  guardar, pero no ofrecen todo el confort que puede tener un cochecito, sobre todo para cuando los bebés se quedan dormidos.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS