Preguntas más frecuentes sobre Tronas Para Bebés

Última actualización: 19.04.24

 

Q1: Al darle de comer a mi bebé es inevitable ensuciar toda la superficie. ¿Cómo puedo limpiar la trona para bebé?

Limpiar bien una trona es algo muy importante para mantener la salud del bebé.

Pero hay que tener cuidado con no usar productos que tengan un olor muy fuerte o que dejen residuos químicos en la superficie.

Para ello, son recomendables los lavaplatos que no sean muy fuertes; y luego secar muy bien la superficie, la humedad debe minimizarse todo lo posible por higiene y por cuidado de la trona.

 

Q2: ¿Hasta cuándo puede usarse la trona para bebé?

A pesar de que existe gran variedad de tronas, y que algunas son más resistentes que otras, es conveniente establecer una edad para dejarla.

Esto obedece a un asunto de evolución del niño, ya que no podemos permitir las prácticas que impidan el correcto desarrollo social del niño.

Los especialistas recomiendan que la edad apropiada en que el niño debe dejar la trona es a partir de los tres años.

Esto considerando que hay bebés que desde antes ya no la usan, pero no pueden tomarse esos ejemplos como regla general.

Si las tronas existen es porque son útiles y seguras.

Por ello, tampoco se debe suspender su uso de forma prematura, ya que cada niño tiene su propio ritmo para comer independiente en la mesa.

Más aún, a los tres años se podría decir que el “bebé” empieza a ser “niño”, y aprender a comer en la mesa con la familia es vital para su socialización, pero todo dependerá de las señales que como madre reconozcas en tu hijo para saber si está listo.

 

Q3: Quiero saber si es segura la trona para bebé que se engancha a la mesa, pues yo la veo un poco inestable.

En términos generales, se considera que este tipo de trona da garantía de seguridad para el niño, y tranquilidad para mamá y papá.

Ya que se podrá disfrutar la experiencia de estar con el pequeño en la mesa, a la vez que el adulto puede comer sin estar tan vigilante del bebé, lo cual suele ser incómodo en algunas ocasiones, especialmente cuando salimos a comer a un restaurante o a casa de los amigos.

Ahora bien, nuestra recomendación es revisar el sistema de ajuste que tiene la trona y verificar la capacidad máxima de carga que soporta para estar seguros de que nuestro hijo se encuentra dentro del rango de peso permitido.

Q4: ¿En qué se diferencia una trona para bebé adaptativa de una normal?

Las tronas, sin duda alguna, ofrecen un mundo de variedad sin igual.

Son tanto los modelos y marcas, que escoger uno específico puede resultar difícil.

Por eso se recomienda tener paciencia y revisar con calma, pensando en nuestras necesidades y costumbres.

En cuanto a la comparación y diferencia entre las tronas adaptativas de las normales, hay que decir que la adaptativa se puede regular en dependencia a las características físicas específicas del niño y a nuestras necesidades como padres.

Las normales tienen una posición invariable con el tiempo.

 

Q5: Aún no logro decidir, ¿es mejor una trona para bebé Safety o Stokke?

Esta es una de esas comparaciones difíciles de hacer, pues se trata de dos marcas de gran prestigio en el mundo de los productos infantiles, y las tronas son productos emblemáticos en cada empresa.

Safety está en el mercado desde 1984, y se ha dedicado entre otros productos a crear tronas que siempre están a la vanguardia en utilidad, comodidad y calidad.

Por su parte, Stokke está en el mercado desde 1932, por lo que posee una vasta experiencia. Sus diseñadores están siempre buscando innovar.

Aparte que la trona tradicional de Stokke (1972) se podría considerar como un clásico de lujo en el mundo de la tronas.

Por ello, entre estos dos gigantes de la fabricación de tronas, lo que debe primar es nuestra necesidad particular y las ventajas que le veamos a un modelo en específico.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS