Cómo utilizar un parque infantil

Última actualización: 30.09.23

 

A la hora de comprar un parque infantil por primera vez, son muchas las personas que pueden tener dudas con respecto a su uso.

Por esta razón, hemos querido complementar esta comparativa con esta sencilla información.

 

El montaje

Los parques infantiles, generalmente, son enviados en piezas dentro de una caja o un bolso, según sea el caso.

Lo primero que deberá hacerse al momento de recibir el paquete es verificar que todas las piezas incluidas coincidan con la información reflejada en el manual del usuario.

Así evitarás quedarte a mitad de camino si por error involuntario la marca no colocó algún elemento.

Después, el procedimiento para realizar el montaje consistirá en seguir las instrucciones del fabricante paso a paso.

Al culminar la estructura, se debe verificar que cada área haya quedado dispuesta de forma segura y que no existe ningún elemento que pueda causar daño a los pequeños cuando lo tengan en uso.

Algunos parques incluyen pegatinas decorativas que es mejor colocar de una vez durante este proceso, así como también las anillas y cualquier otro accesorio que esté incluido.

 

El uso con el bebé

A la hora de utilizar el parque infantil con el bebé, lo mejor será acompañarlos durante los primeros momentos, así se acostumbrarán más fácilmente a ese nuevo entorno.

Si este tiene colores y diseños llamativos, quizás este proceso será más fácil, pero no hay que descuidarse para evitar que en vez de tener interés en disfrutar de ese nuevo entorno, se sientan cohibidos.

Hay que permitirles el tiempo necesario para explorar el entorno y verificar todo lo que tienen a su disposición.

Si el bebé llora al colocarlo, lo mejor será sacarlo y después volverlo a intentar hasta que esté a gusto.

 

 

El uso para dormir

Los parques infantiles en forma de corral tienden a utilizarse en algunos momentos como un espacio idóneo para tomar una siesta.

Sin embargo, este uso no es el más recomendable porque este tipo de estructuras no le ofrecen las condiciones ergonómicas idóneas para sus cuerpos en desarrollo.

En todo caso que sea obligatorio el uso, lo mejor será disponer de un colchón con las medidas apropiadas y utilizarlo en esos casos.

Hay que tener conciencia de que normalmente estos pueden venir con un piso acolchado, pero que no será lo suficientemente mullido como para otorgarles un cómodo descanso.

 

La limpieza

La limpieza es imprescindible en todo lo que tiene que ver con los bebés.

Las razones son muy sencillas, ellos desconocen el peligro de virus y bacterias que pueden estar escondidos detrás de cualquier elemento y parte de su forma de aprendizaje y reconocimiento primario se basan en explorar todo con sus bocas.

Por ello, hay que mantener el parque siempre limpio, aprovechando de sacudir a diario y pasar paños humedecidos con agua y algún producto que sea apropiado para limpiar ciertas áreas como la parte textil.

En el caso de los parques que son de vallas plásticas, estas se podrá limpiar solo con un paño humedecido en agua, frotando en los casos en que sea necesario.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS