¿Qué es el embarazo psicológico y cómo tratarlo?

Última actualización: 28.09.21

 

Existe un trastorno emocional conocido como embarazo psicológico que suele aparecer en aquellas mujeres con deseos intensos de tener hijos, aunque también se ha presentado en mujeres con fobia a quedar embarazadas. Se manifiesta con presencia de todos los síntomas de un embarazo real, pero no crece ningún feto en su útero.

 

La pseudociesis o embarazo psicológico es un trastorno somatomorfo (del griego “soma” que significa cuerpo), en el cual el cuerpo expresa mediante diferentes manifestaciones aquellas obsesiones, preocupaciones o problemas de la mente. En el caso del embarazo psicológico, este se presenta cuando una mujer que siente estar embarazada produce todos los síntomas propios del embarazo y realmente no lo está.

Se trata de un síndrome extraño en la rama de la psicología, el cual ha sido estudiado por muchos especialistas. Se puede generar en mujeres muy jóvenes que tienen temor a quedar embarazadas, en aquellas con un deseo excesivo de estarlo, no siendo posible que queden embarazadas o en aquellas que están cercanas a la etapa de la menopausia. 

 

¿Cuáles son los síntomas del embarazo psicológico?

Es posible que la mujer que padece este trastorno psicológico presente los mismos síntomas de embarazo en los primeros días de gestación, aun cuando no existe en el útero ningún bebé en formación, siendo estos los siguientes:

  • Amenorrea o ausencia de menstruación.
  • Somnolencia.
  • Náuseas y mareos.
  • Crecen los senos y la barriga.
  • Produce leche materna.
  • Antojos.
  • Sensación de movimientos fetales.

 

¿Cómo detectar un embarazo psicológico?

Para determinar la existencia de un embarazo psicológico en mujeres es necesario realizar pruebas de embarazo reales, tales como los tests de ovulación (aquí puedes encontrar unas opciones para comprar), exámen de sangre de la hormona Beta HCG o los tests que vende en la farmacia. Todos estos exámenes deberían dar negativo en su resultado. Pero en todo caso, si aún la mujer tiene dudas de cómo detectar un embarazo en estas condiciones, es posible realizar una ecografía para que se convenza de que no existe ningún feto en su útero.

Embarazo psicológico y test positivo

No obstante, podría suceder que el resultado del test de embarazo sea positivo. Esto se debe a que en algunos casos, existe un aumento en el nivel de la hormona gonadotropina (que es la hormona del embarazo) y por esa razón los tests de embarazo, tanto de sangre como de orina, pueden dar resultados positivos. Pero la ecografía es el examen más confiable para determinar si existe o no algún feto formándose en el útero de la mujer. Después de establecida la no existencia de un bebé, es recomendable que la mujer reciba un tratamiento psicológico para tratar su problema.

 

Causas que originan un embarazo psicológico 

Todavía no se sabe con exactitud a qué se debe que aparezcan estos síntomas de una mujer embarazada en aquellas mujeres con embarazo psicológico; sin embargo, los especialistas que se han dado la tarea de estudiarlo explican que es probable, que los mismos estímulos psicológicos activen un aumento en la producción de hormonas relacionadas con el embarazo, lo que hace que se produzcan los primeros síntomas de embarazo. En tal sentido, relacionan este trastorno con los factores siguientes:

  • Problemas de pareja. Algunas mujeres consideran que la solución a sus problemas maritales es tener un hijo, considerando que con ello tendrán la atención exclusiva de sus parejas o evitarían una posible ruptura del vínculo.
  • Intenso temor a embarazarse. Es el caso de las mujeres jóvenes o adolescentes, que están iniciándose en la vida sexual, principalmente si vienen de familias extremadamente conservadoras, en las cuales un embarazo sería totalmente reprobado.
  • Deseo de quedar embarazada. Se genera principalmente en aquellas mujeres que presentan problemas para tener hijos, ya sea porque están en etapas pre-menopáusicas, por infertilidad, que han tenido abortos recurrentes o pérdidas de hijos.
  • Baja autoestima o depresión. Algunas condiciones psicológicas, determinadas por factores externos en las mujeres puede generar baja autoestima, los traumas de la infancia y la adolescencia desencadenan depresión, por lo que una vida sexual vulnerable puede contribuir al deseo de tener un bebé.

Según los especialistas, los factores enumerados anteriormente podrían conducir a la mujer a la somatización de los síntomas físicos de un embarazo, porque su mente está convencida de la existencia de un bebé en su cuerpo.

¿Cómo tratar a una mujer que tiene un embarazo psicológico?

El tratamiento para lidiar esta afección psicológica se lleva a cabo con las siguientes estrategias:

  • Control de la ansiedad y el deseo exagerado de quedar embarazada. Esto se debe a que la ansiedad por tener un hijo es una de las primeras razones que produce el embarazo psicológico, ya sea por el mismo deseo de la mujer o por presiones familiares y de la sociedad. Para el control de la ansiedad se recomienda visitar a un psicólogo que podría ayudarte mediante sesiones de terapia para autocontrol de este problema. Si el caso es muy grave, también podrías asistir con un psiquiatra para que te prescriba algún tratamiento médico para el control de la ansiedad.
  • Solucionar los problemas de pareja. Es importante que aprendas a quererte a ti misma, resolver los problemas con tu pareja y dejar atrás el pasado puede ayudarte a controlar tus inseguridades, el miedo al abandono o a la separación. Ten en cuenta que un hijo no va a resolver el problema de amor en tu pareja, ni puede ser el motivo para conservar una relación.
  • Terapia psicológica. En todo caso, ante la presencia de un embarazo psicológico ya comprobado a través de los resultados negativos de las pruebas de embarazo, es necesario que la mujer acuda a terapia psicológica, para que sea el especialista a través de sus sesiones quien le haga entender su problema y la ayude a determinar las razones por las cuales su mente recurrió al embarazo psicológico. De esta manera, la mujer podrá lidiar con esa situación y sobrellevarla, para que salga adelante y sea feliz.
  • Tratamientos médicos de la infertilidad y menopausia precoz. En el caso de aquellas mujeres que presentan problemas de infertilidad o de menopausia precoz y que por ello experimentan un embarazo ficticio, es aconsejable visitar un ginecólogo para que logren un tratamiento efectivo, según sea el caso de su problema, el cual puede ser alguna terapia hormonal.

Esperamos que después de toda esta explicación no te queden dudas respecto a este extraño trastorno que puede afectar a cualquier mujer, porque ya conoces sus posibles causas y el tratamiento que podría darse a esa condición. 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS