Los mejores termómetros para bebés

Última actualización: 12.09.19

Termómetros para bebés – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2019

 

En toda familia y hogar no debe faltar un termómetro, especialmente si hay bebés, pues este instrumento nos indica si existe algún problema de salud manifestado a través del aumento de la temperatura corporal. Desde hace algunos años se prohibió la comercialización de los termómetros de mercurio en la Unión Europea, por lo tanto, debes adquirir un instrumento digital e infrarrojo diseñado especialmente para los pequeños. Estos dispositivos se encargan de tomar la temperatura mucho más rápido y con gran precisión, de forma que no se incomode al niño. Si estás pensando en comprar uno de estos productos, es importante que conozcas algunas de sus características. Para ello, hemos preparado esta comparativa, presentándote termómetros digitales como el Hylogy MD-H30, recomendado por médicos y pediatras debido a su diseño infrarrojo, seguridad e higiene. Por otro lado, está el Philips Avent SCH550/21, adecuado para medir la temperatura del agua y de la habitación del bebé.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Opiniones sobre los mejores termómetros para bebés

 

No hay dudas sobre la utilidad de tener un termómetro en casa, especialmente cuando hay bebés y niños pequeños. Es así que para ayudarte a hacer una compra inteligente te invitamos a leer nuestro resumen sobre los productos más destacados en esta categoría, basándonos en la experiencia de otros usuarios.

 

Termómetro bebé digital

 

Hylogy MD-H30

 

Reconocido como el mejor termómetro para bebé, según comentarios de sus usuarios, este modelo de Hylogy cuenta con la capacidad de medir la temperatura rápidamente no solo del niño, sino también de su comida, el agua para el baño y hasta del ambiente. Su sistema infrarrojo lo hace apto tanto para niños como para adultos, por lo que podrás tener en casa un equipo adecuado para toda la familia.

Este termómetro bebé digital incorpora una pantalla LCD iluminada, lo que facilita su lectura aún cuando esté oscura la habitación, permitiéndote realizar el trabajo sin levantarte de la cama para encender las luces.

Además, integra una alarma de fiebre, idónea para saber que hay una elevación de la temperatura. En este sentido, es importante señalar que dicha alarma puede ser desactivada, colocando el dispositivo en modo silencioso para no despertar al bebé ni asustarlo. Asimismo, el termómetro bebé digital se apaga automáticamente a los 30 segundos sin uso para ahorrar energía.

Este bien podría ser el mejor termómetro para bebé del momento, gracias a todas sus características y a los comentarios favorables de los usuarios del producto, así que para corroborarlo te invitamos a revisar sus pros y contras.

 

Pros

Velocidad: Este modelo permite conocer la temperatura de tu bebé de manera rápida y eficiente, para que puedas actuar en consecuencia sin perder tiempo.

Diseño: Tiene un diseño ligero y compacto para que puedas llevarlo a cualquier lugar sin problemas, además de tener un uso intuitivo.

Versatilidad: No sirve únicamente para saber si el pequeño tiene fiebre, sino también para medir la temperatura del agua antes de bañarlo o la del biberón antes de darle de comer.

Memoria: Cuenta con la capacidad de memorizar las últimas 20 temperaturas, haciendo mucho más fácil mantener un control de signos por un periodo de tiempo determinado.

 

Contras

Instrucciones: El manual de instrucciones del producto es un poco deficiente, por lo que no se da la información total del funcionamiento del termómetro.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Braun PRT2000

 

Tener en casa un termómetro, más que un lujo, es una necesidad, ya que no sabemos cuándo debemos utilizarlo. Braun sabe la importancia de este tipo de dispositivos, por lo que ideó un modelo que puede ser empleado por todos los integrantes de la familia.

Se trata de un termómetro bebé digital con peso de 18,1 gramos y punta flexible, que ha sido fabricado en polímero certificado de tacto suave y libre de agentes tóxicos como el BPA.

El producto emplea una batería de litio, realiza las lecturas tanto en ºC como en ºF, ofreciendo además dos niveles de pitido para alertar de la toma de la temperatura, un modo de memorización y otro de autoapagado. Su funcionamiento incorpora un selector de la edad de 0 a 3 meses, de 3 a 36 meses y de 36 meses hasta la etapa adulta, que podrás ajustar con tan sólo presionar un botón.

Este termómetro familiar es una buena alternativa de compra, ya que posee un uso intuitivo y rápida lectura.

 

Pros

Batería: El termómetro se alimenta de una batería de litio incorporada con la compra.

Medición: La medición de la temperatura puede ser realizada en ºF o ºC y se obtiene a los ocho segundos.

Liviano: El instrumento de medición tiene una estructura liviana con un peso de 18,1 gramos.

Memoria: El dispositivo incorpora un modo de memorización, que te permitirá tener acceso a la última medición.

 

Contras

Impreciso: Hay quienes comentan que la lectura del termómetro da un fallo de al menos un grado.

Comprar en Amazon - Precio (€18,13)

 

 

 

Termómetro bebé baño

 

Philips Avent SCH550/21

 

Philips Avent es un fabricante con gran reconocimiento en el mundo del cuidado infantil, que pone a tu disposición en esta oportunidad un termómetro bebé de baño con un diseño seguro, colorido y multifuncional.

El producto pesa 141 gramos y emplea como fuente de alimentación una batería alcalina tipo A. Además, ha sido elaborado con material sintético debidamente certificado, por lo que no tendrás que preocuparte porque posea componentes tóxicos que atenten contra la salud del pequeño. El cuerpo del termómetro es rígido, su tacto es suave y se asemeja a la forma de una flor de cinco pétalos en cuyo centro integra una pantalla de fácil lectura.

Este termómetro es adecuado para medir la temperatura del agua del baño y, al mismo tiempo, puede ser usado como juguete por el niño, ya que flota con gran facilidad. Asimismo, podrás soportarlo sobre cualquier superficie plana dispuesta en la habitación para conocer la temperatura ambiente.

Si quieres un termómetro multifunción, con agradable estética y rápida lectura, te convendría conocer este modelo de Philips Avent.

 

Pros

Pantalla: La pantalla incorporada ofrece una rápida lectura debido al tamaño de los dígitos.

Diseño: La carcasa del termómetro tiene forma de flor con cinco pétalos y un pequeño soporte trasero.

Medición: Podrás medir también la temperatura del agua de la bañera y de la habitación del pequeño.

Fabricación: La estructura está fabricada en polímero libre de agentes tóxicos y con tacto suave.

 

Contras

Batería: El dispositivo se mantiene encendido, por lo que la vida útil de la batería puede ser corta.

Comprar en Amazon - Precio (€14,58)

 

 

 

Termómetro bebé infrarrojos

 

Intey NY-H01

 

Las buenas opiniones sobre este producto lo posicionan en el puesto del mejor termómetro para bebé de relación calidad precio, siendo recomendado por la mayoría de los usuarios que lo han utilizado. Su capacidad para medir la temperatura desde 2 o 3 cm de distancia de la frente sin contacto le añade un punto extra, ya que no será necesario molestar al bebé para conocer su temperatura. Esta función tiende a ser más precisa si se mide la temperatura más de una vez en el mismo sitio.

Otro aspecto importante es que el termómetro bebé con infrarrojos posee un indicador con sonido para alertar que su trabajo ya se realizó. Asimismo, destacan su diseño ergonómico y la función de apagado automático que facilitan su uso, de modo que no debas preocuparte por nada.

También, tiene una memoria que le permite almacenar hasta 99 juegos de datos, favoreciendo un registro de la temperatura del bebé.

Cuando hablamos de la mejor marca de termómetros para bebés, debemos señalar a Intey, ya que cuenta con muchos buenos comentarios de parte de los usuarios por la precisión en sus dispositivos de medición. A continuación resumimos los pros y contras de este funcional modelo.

 

Pros

Colores: Al tomar la temperatura, la pantalla LCD del termómetro se vuelve de un color específico, según el nivel que corresponda, avisando simbólicamente el resultado.

Usos: Este termómetro puede ser utilizado en personas, animales y el ambiente, pues cuenta con un botón especial para cada caso.

Apagado: Se apaga automáticamente después del uso, para ahorrar energía y alargar la vida útil del producto.

 

Contras

Batería: Los usuarios han comentado que las pilas se quedan sin energía rápidamente, así que siempre debes tener a mano un par de recambio.

Variación: Este dispositivo puede dar mediciones diferentes en distintas áreas del cuerpo, siendo la diferencia hasta de  +/- 4 grados con respecto a la temperatura real.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Termómetro bebé laser

 

Aesfee 3 en 1

 

Este dispositivo se posiciona como uno de los mejores termómetros para bebés del 2019, según varios usuarios, ya que no solo mide la temperatura corporal de bebés, niños y adultos de manera rápida y sencilla, sino que también puede utilizarse para saber la temperatura de las comidas y del ambiente.

Destaca por la rapidez en la captación de datos y la precisión de los mismos. Además, posee una pantalla LCD con iluminación propia, para que no se deba encender la luz durante su uso, evitando molestias. También integra una función para convertir los grados Celsius en grados Fahrenheit fácilmente, ajustando el modo en el que se expresa la temperatura del termómetro.

De igual forma, la pantalla de este termómetro bebé con láser cambia a color rojo cuando la temperatura se eleva más allá de los 38º C, dando un aviso de fiebre que puedes silenciar si el bebé está dormido.

Si aún no sabes qué termómetro para bebé comprar, te aconsejamos que revises esta opción de Aesfee, destacada por su diseño ergonómico y funcionalidad, valorada con muy buenos comentarios de sus clientes.

 

Pros

Material de fabricación: Este equipo está fabricado en plástico de buena calidad, por lo que tiene resistencia y ofrece un alto nivel de durabilidad para usarlo en casa por mucho tiempo.

Peso: Con un diseño ergonómico este producto no pesa casi nada, para ser muy fácil de mover de un sitio a otro y de utilizar sin cansancio.

Temperatura: Comparado con un termómetro tradicional, este dispositivo llega a medir la temperatura de una manera correcta y rápida, siendo una gran herramienta.

 

Contras

Variación: Un usuario afirma que la temperatura dada por el dispositivo varía algunos grados entre el oído y la frente. Sin embargo, este producto ofrece un buen nivel de precisión comparado con un termómetro tradicional.

Instrucciones: Un usuario comenta que hace falta más información sobre el funcionamiento del producto en el manual de instrucciones. Sin embargo, el manejo del dispositivo es intuitivo.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Termómetro bebé frente

 

HBF 5 en 1

 

Cuando buscas en el mercado una opción aceptable entre los termómetros más baratos, puedes encontrar algunos modelos interesantes, como este, capaz de medir la temperatura desde la frente y el oído, también la de los alimentos y el ambiente.

Además, este termómetro bebé frente cuenta con un sistema de luces que te facilita saber el margen del calor corporal. Si es verde representa una temperatura normal, amarillo indica fiebre baja y roja revela fiebre alta.

De igual forma, podrás elegir entre las unidades de medidas, Celsius o Fahrenheit, pudiendo hacer el cambio de forma sencilla. Cabe mencionar que su funcionamiento es muy rápido y sin complicaciones, por lo que se recomienda su uso en bebés y niños pequeños.

Asimismo, podrás visualizar el resultado de la última temperatura cuando lo vuelvas a usar, siendo también una buena característica su apagado automático después de 60 segundos sin uso.

Entre los termómetros más baratos disponibles en el mercado, este modelo de HBF destaca porque cumple no solo con las características esperadas en un termómetro digital sino que, también, cuenta con otras funciones que lo convierten en una herramienta adecuada para la salud de toda la familia.

 

Pros

Precio: Tiene un coste bastante bajo, en comparación con otros modelos de su mismo tipo, siendo de fácil acceso a los usuarios con presupuestos ajustados.

Velocidad: Mide la temperatura corporal con bastante rapidez, lo que permite que no pierdas mucho tiempo para saber la temperatura.

Pantalla: Su pantalla cambia de color dependiendo de la temperatura para dar un aviso sobre la presencia de fiebre.

 

Contras

Instrucciones: Este producto incluye sus instrucciones en inglés, complicando la comprensión del texto sin un traductor.

Precisión: Algunos usuarios han comentado que el equipo suele tener una desviación de resultados, fallando hasta en un grado con respecto a otros termómetros.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Termómetro bebé agua

 

MINILAND BABY 14-42-003

 

Conocer la temperatura exacta tanto del agua con la que vamos a duchar al bebé como de su habitación es una medida de gran importancia que te ayudará a mantenerlo siempre confortable. Por ello, es recomendada la adquisición de un termómetro bebé agua, siendo una buena opción de compra este modelo de la casa MINILAND BABY.

Se trata de un termómetro multifunción, que proporciona una exacta medición del agua y del ambiente, pero también sirve como reloj, temporizador y juguete de baño para el pequeño. La estructura tiene unas dimensiones de 9 x 12 x 9 centímetros, pesa 109 gramos y su diseño es en forma de una simpática abeja.

Para la fabricación de este modelo promovido como mejor termómetro bebé se empleó polímero tipo goma de mediana rigidez y respetuoso del medio ambiente, que le aporta un agradable tacto suave, similar al tacto ofrecido por los patitos de hule. El equipo es completamente resistente al agua y requiere de un par de baterías LR44 para su funcionamiento.

Este termómetro no sólo mide la temperatura de la bañera, sino que también sirve como reloj, temporizador y juguete de baño, por lo que no deberías dejarlo pasar desapercibido.

 

Pros

Dimensiones: Tiene un formato compacto y ligero de 9 x 12 x 9 centímetros y 109 gramos de peso.

Fabricación: Su cuerpo está fabricado en goma robusta, debidamente certificada y de tacto suave.

Diseño: Su carcasa posee forma de abeja y el centro incorpora una pantalla de lectura.

Baterías: El equipo fue provisto con un par de baterías LR44 para su alimentación.

 

Contras

Lectura: El tiempo de lectura podría ser un poco demorado en comparación a otros modelos.

Comprar en Amazon - Precio (€13,63)

 

 

 

Otros productos

 

Annsky T5

 

Este termómetro se encuentra equipado con un láser infrarrojo que le permite brindar precisión y fiabilidad. De la misma forma, hace el trabajo mucho más rápido que un termómetro tradicional de mercurio, por lo que evitarás incomodar al bebé más de lo necesario. Con estas cualidades podría ser una buena opción para responder tu inquietud de cuál es el mejor termómetro para bebé.

Además, el sistema de funcionamiento es muy sencillo, gracias a la pantalla grande con iluminación propia y la función de apagado automático después de 60 segundos sin uso, mejorando el ahorro de energía.

También, cuenta con una alarma para fiebre que integra el uso de cortos y rápidos sonidos y una pantalla parpadeante, facilitando el reconocer cuando la temperatura corporal ha subido. Estos ajustes con configurables, al igual que la unidad de medida de Celsius a Fahrenheit o viceversa.

Por esta razón, es un equipo recomendado tanto para uso doméstico como para la atención médica, ya que posee muy buenas características y agiliza el proceso de conocer, de forma precisa, la temperatura de una persona.

Este modelo de Annsky presenta características positivas y una óptima valoración de los clientes que lo han utilizado, por lo que es una opción que se debe revisar con detenimiento.

 

Pros

Iluminación: Su pantalla LCD posee luz propia, haciendo más fácil el trabajo de medir la temperatura en cualquier momento y lugar.

Rapidez: En tan solo un segundo se puede conocer la temperatura de cualquier persona, por lo que se recomienda para el uso con pequeños.

Dualidad: Este producto puede ser utilizado para medir la temperatura en la frente y en el oído, siendo fácilmente cambiables con solo quitar la tapa de protección del lector para el canal auditivo.

 

Contras

Pilas: A diferencia de otros modelos, este no incluye las pilas para el funcionamiento del producto, por lo que la compra debe hacerse por separado.

Manual de instrucciones: El manual no cuenta con una sección en español, así que deberás utilizar alguna herramienta para traducir la información y saber cómo utilizar el producto.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cómo elegir el mejor termómetro para bebé

 

No todos los termómetros para bebés cumplen con la misma función, ya que algunos están dirigidos a la medición de calor corporal, otros para la temperatura del agua de la bañera o de la habitación del pequeño. Asimismo, es frecuente encontrar modelos multifunción, que suelen ser los más favorables si enfocas tu compra en la practicidad y en la economía. Para ayudarte, hemos preparado una pequeña guía para comprar el mejor termómetro para bebé, en la que te explicamos los principales aspectos a evaluar para que la compra sea exitosa.

Guía de compra

 

Formato y uso

Toda comparativa de termómetros para bebés debe evaluar dos aspectos de gran importancia en este tipo de productos, siendo el caso del formato y el uso de la estructura. El mercado pone a tu disposición una amplia gama de estos dispositivos, ofreciendo así variados formatos. En este sentido, podrás conseguir termómetros con una estructura lineal, ergonómica y provista con un bulbo flexible. Asimismo, están los modelos temáticos, cuya carcasa recrea alguna figura infantil, por lo que también podrán ser usados como juguete durante el momento del baño.

Los termómetros para bebés pueden llegar a ser bastante funcionales. Por ejemplo, hay dispositivos que poseen un modo de trabajo ajustable, por lo que con un mismo equipo podrás medir la temperatura corporal y la del ambiente, así como también otros has sido provistos para darte a conocer los grados de calor del agua, del biberón, de los alimentos o de la habitación. Todo ello, con tan sólo presionar un botón.

 

Materiales de fabricación

La materia prima de fabricación de un termómetro para bebé puede llegar a determinar cuánto cuesta el equipo, siendo una especificación que no puede pasar desapercibida, puesto que se trata de un dispositivo que estará en contacto directo con la delicada piel del infante. Así que, al seleccionar el producto, lo importante es indagar un poco acerca de qué clase de materiales fueron empleados para su elaboración.

Los equipos de medición de la temperatura tradicionales estaban hechos de cristal y en su interior incorporan mercurio, que puede llegar a ser altamente contaminante en caso de que el termómetro se rompa, por lo que se prohibió su uso.

Actualmente, los fabricantes optan por el polímero rígido o blando tipo goma, según sea el modelo del producto. En este sentido, lo que tendrás que preocuparte en verificar es que dicha carcasa posea tacto suave, así como también que su fabricación esté libre de agentes contaminantes como lo es el BPA.

 

Alimentación de energía

Algunos termómetros requieren de la incorporación de baterías para llevar a cabo su funcionamiento, por lo que, antes de concretar la compra del modelo que captó tu atención, sería importante que investigues un poco acerca de esta característica.

Recuerda que el equipo puede ser bueno y económico, pero si su fuente de alimentación se agota muy rápidamente, entonces no será una buena opción. Ten presente que al renovar las baterías con frecuencia, estás haciendo un gasto extra de dinero y de tiempo, al tener que ir a la tienda a adquirirlas o esperar a que el envío llegue, en caso de que realices la compra en una web. Por estas razones, tendrás que corroborar la vida útil ofrecida por dichos complementos. Las baterías mayormente anexadas por los fabricantes son las de litio – metal, alcalinas o las LR44.

Lectura

El tema de la lectura ofrecida por los termómetros para bebé abarcan varios aspectos como la pantalla, que es el medio por el que vamos a visualizar los grados de calor. Por ello, es importante que esta área ofrezca dígitos grandes y de ser posible de retroalimentación, para que puedas realizar una rápida lectura en todo momento.

Con respecto a las unidades de medición, lo recomendable es que adquieras un modelo que incorpore un modo de selección entre grados Centígrados o Fahrenheit, según sea tu gusto y necesidad.

No podemos dejar de corroborar la rapidez de lectura del dispositivo, que varía de 5 a 30 segundos. De igual manera, indaga acerca de la precisión brindada en cada una de las mediciones, ya que son muchos los equipos que arrojan un margen de error hasta de 0,5 grados.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Qué es mejor, termómetro para bebé ultrasónico o digital?

Existen algunas diferencias entre ambas tecnologías, pero ambos equipos son capaces de ofrecer una medición bastante precisa de la temperatura del bebé. Los termómetros ultrasónicos son dispositivos que no requieren estar en contacto directo con el niño, pudiéndose emplear para medir el calor de los alimentos, el biberón y hasta el agua de la bañera. Por su parte, los termómetros digitales trabajan por medio de un sensor y bulbo, que limitan su uso sólo para registrar el calor corporal a través de tres vías como es el caso de la bucal, axilar y/o anal.

 

Q2: ¿Cómo cambiar un termómetro para bebé de cuerpo a ambiente?

Este tipo de cambios con respecto a la medición de la temperatura proporcionada por el dispositivo dependerá del tipo de termómetro adquirido, ya que no todos han sido provistos con los mismos modos de trabajo. Así que lo primero que deberías hacer es coger el manual de instrucciones y leerlo detalladamente, lo que te permitirá documentarte acerca de la manera correcta de cambiar el tipo de medición de modo cuerpo a ambiente o viceversa.

El proceso suele ser bastante sencillo y rápido de ejecutar, siendo necesario tan sólo presionar el botón indicado en la estructura.

 

Q3: ¿Es fiable el termómetro bebé de pegatina?

Las pegatinas para medir la temperatura de los infantes han comenzado a apoderarse del mercado farmacéutico, que cada día amplía más la paleta de opciones en pro del bienestar de los pequeños de la casa. Este producto posee varias presentaciones, así como también el aval de la Comunidad Europea EN71. Con respecto a la exactitud en cada una de las mediciones, lamentablemente no se encuentra posicionado entre los más confiables, ya que tiene un margen de error de aproximadamente 0,5 grados.

 

Q4: ¿Cómo funciona un termómetro bebé de dedo?

Este tipo de termómetros ofrece una rápida medición y un método de uso proactivamente intuitivo. Sólo tendrás que coger la pequeña estructura que conforma el dispositivo y colocar en el área indicada del dedo pulgar. De esta manera, en un lapso aproximado de 15 segundos, el sensor infrarrojo incorporado al dispositivo proyectará en la pantalla superior la temperatura corporal. Esta puede ser expresada en grados Centígrados o Fahrenheit.

 

Q5: ¿Cómo usar un termómetro digital en bebés?

Para usar un termómetro digital en bebés correctamente, lo primero que debes hacer es desinfectar con alcohol el bulbo del dispositivo. Después, podrás proceder a encender el equipo, verificando que su pantalla esté en 0 y, por ende, no aparezca proyectada en ella una medición anterior.

El último paso es seleccionar entre la boca, axila o el recto para tomar la temperatura. En el primero de los casos, es necesario que coloques el bulbo debajo de la lengua del infante y trates de mantener su boca cerrada. Por su parte, al colocar el termómetro bajo la axila, sólo necesitarás que el niño esté con la zona descubierta. Finalmente, si deseas medir el calor corporal del pequeño a través de su recto, tendrás que aplicar vaselina en el bulbo e introducirlo a una profundidad de dos centímetros. Cualquiera que sea la opción empleada, deberás esperar a escuchar el pitido de alerta para retirar el termómetro.

 

Q6: ¿Cuál es el termómetro para bebé más exacto?

Actualmente, el termómetro que ofrece mayor exactitud es el de tipo digital, que posee un termistor encargado de medir el calor corporal del niño en un tiempo que puede variar de 15 a 30 segundos. Este es un pequeño dispositivo fabricado en material semiconductor, que realiza una detección de la temperatura según las variantes de resistividad encontradas.

Es importante mencionar que estos termómetros, aparte de ser fiables, también poseen otras ventajas como su elaboración en polímero respetuoso del medio ambiente y el poder ser usados en forma oral, rectal o bajo la axila.

 

Q7: ¿Dónde tirar el termómetro bebé?

Al momento de tirar tu termómetro, deberás tomar algunas precauciones. Así que si se trata de un instrumento de mercurio que cayó contra el suelo y se rompió, tendrás que ser muy cuidadoso al recogerlo. Evita el contacto directo con las manos y colócalo en un recipiente no metálico respectivamente cerrado. Después, llévalo a un punto limpio de tu comunidad para que las empresas pertinentes se hagan cargo de esos residuos, que dicho sea de paso, son altamente contaminantes. Con respecto a los modelos que trabajan con pilas, deberás retirar estos componentes y, de igual manera, informarte sobre los sitios en donde los reciclan.

 

Q8: ¿Por qué mi termómetro para bebé no baja?

Si tu termómetro es de mercurio y no baja, probablemente estés agitándolo con muy poca fuerza. Por su parte, los termómetros digitales pueden estar en ocasiones fuera del rango de temperatura, siendo necesario que presiones el botón de apagado y lo enciendas nuevamente. Si ambas indicaciones no funcionan, entonces estarás en presencia de un fallo interno.

 

Q9: ¿Cuándo cambiar el termómetro para bebé?

Los termómetros son dispositivos que generalmente poseen una larga vida útil. Claro está, si respetamos las normativas de uso recomendadas por el fabricante al utilizarlos. Así que no importa si se trata de un termómetro digital, ultrasónico, de agua o de ambiente, si detectas que las mediciones comienzan a ser imprecisas, deberás considerar el hecho de cambiar de dispositivo, ya que es posible que haya algún fallo en el sensor, el área de las pilas o el bulbo.

Por otra parte, están los termómetros tradicionales, con los que deberás ser aún más cuidadoso. Recuerda que su cuerpo es de cristal y de caer en el suelo abruptamente, sería el fin de su funcionamiento.

 

Q10: ¿A qué temperatura marca fiebre un termómetro para bebé digital?

La temperatura que nos indica alerta de fiebre en un termómetro digital es de 37,8 ºC o 100 ºF a nivel oral. Por su parte, cuando realizas la medición rectal, la fiebre será considerada a partir de los 38 ºC o 100 ºF y en la axila corresponde a 37,2 ºC o 99 ºF.

 

 

 

Cómo utilizar un termómetro para bebé

 

Los termómetros para bebé son un instrumento de medición que no puede faltar en ningún hogar, ya que no sabemos cuándo podemos llegar a necesitarlos. Los modelos son variados, al igual que la tecnología con la que han sido provistos, ofreciendo por lo general un funcionamiento bastante intuitivo. Si quieres conocer más acerca de ellos, te convendría continuar leyendo el siguiente apartado, en el que te contamos paso a paso cómo utilizar un termómetro para bebé.

 

 

Extrae el termómetro del paquete

Una vez tengas en tu manos el paquete de compra, deberás abrirlo para así extraer el termómetro. De esta manera, podrás verificar el buen estado de la estructura, siendo necesario asegurarse que no tenga ningún tipo de rasguño o hendidura. Asimismo, verifica si las baterías necesarias para su funcionamiento han sido incorporadas. De ser asi, podrás pulsar el botón de encendido para corroborar que el aparato se encuentra operativo. Finalmente, revisa que el fabricante haya anexado el respectivo manual de instrucciones.

 

Lee el manual de instrucciones

Sin duda alguna, el uso de un termómetro para bebé puede parecer una tarea bastante sencilla e incluso intuitiva para cualquier padre, pero nunca está de más leer el manual de instrucciones anexado con la compra. En este sentido, podrás familiarizarte con el funcionamiento del dispositivo, conocer aspectos como el tiempo de medición que proporciona a nivel corporal, del agua o del ambiente, el tipo de lectura en grados Centígrados o Fahrenheit, el método de limpieza y almacenamiento, entre otros.

 

Desinfecta el termómetro

Si tu termómetro posee bulbo, tendrás que desinfectarlo con alcohol para eliminar cualquier bacteria que en él se encuentre. Recordemos que este tipo de instrumentos estará en contacto directo con la boca o el área anal del pequeño, que son bastante propensas a captar algún tipo de infección.

Por su parte, los dispositivos con estructura compacta que se colocan en la bañera para medir el agua o en la habitación del niño requieren de otro tipo de limpieza que puedes realizar con un paño y detergente neutro, siendo cuidadoso de secarlos correctamente tras cada uso. El mismo caso ocurre con los equipos ultrasónicos.

 

 

Enciende el dispositivo

Todos los termómetros cuya alimentación depende de una pila alcalina o de litio necesitarán ser encendidos mediante un botón incorporado en su estructura. Así que deberás coger el termómetro, identificar el interruptor y presionarlo hasta que la pantalla se ilumine.

 

Mide la temperatura

En caso de que tengas un termómetro digital, tendrás que colocarlo bajo la lengua, en la axila o en la región anal. Después, deberás esperar a escuchar el respectivo pitido de finalización de la medición, para así visualizar la temperatura en grados Centígrados o Fahrenheit.

Si el termómetro es de pegatina, sólo deberás colocarlo en la frente y esperar a que marque la medición. Por su parte, los dispositivos dispuestos para el agua de la bañera o la temperatura de la habitación simplemente van marcando en la pantalla la medición actual.

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...