Cómo utilizar un sacaleches Medela

Última actualización: 21.02.24

 

Son distintos los motivos que llevan a una mujer a usar un sacaleches. Aliviar sus pechos cuando el bebé no tiene hambre pero estos están llenos de leche, extraer la leche cuando el bebé es muy pequeño para poder succionar correctamente o simplemente poder tener leche almacenada para dejar cuando se encuentra lejos del pequeño.

Por estas razones y más, tener un sacaleches en casa es siempre una buena idea, pues no se sabe cuándo podrás necesitarlo. Si no sabes cómo utilizarlo, aquí podrás aprender de forma sencilla para hacer un mejor uso de este práctico y útil producto.

 

Esteriliza el sacaleches

Todo lo que vaya a hacer contacto directo con el bebé o con algo que el bebé llevará a su boca debe estar completamente limpio. Los pequeños todavía no desarrollan un sistema inmune que los proteja de todo y es por eso que es necesario mantenerlos seguros.

Los sacaleches Medela pueden ser esterilizados de varias maneras, sin embargo, una de las más sencillas y recomendadas es con el uso de agua hirviendo. Desarma el sacaleches y coloca todas las piezas en agua hirviendo por cinco minutos para lograr una desinfección adecuada.

 

Arma el sacaleches

Al desarmar el sacaleches te darás cuenta que hay diversas piezas que los constituyen, por lo tanto, será necesario armarlo para poder usarlo. Lo primero es colocar el biberón en la base.

Toma la pieza más pequeña, conocida como la válvula, y ajústala a la parte inferior de la estructura base del sacaleches. Del otro lado, el extremo superior, irá ajustado el embudo. Enrosca la base al biberón, la válvula debe quedar en la boquilla de la botella.

Si es un producto manual, entonces debes colocar la manilla atrás del embudo, en el agujero sobrante de la estructura base para poder succionar la leche.

Si es un producto eléctrico, la base no tendrá un agujero grande restante más que el de la válvula y el del embudo. En cambio, este tiene un pequeño agujero para conectar la manguera. Esa manguera deberá conectar su otro extremo al control o mando.

 

Si usas una bolsa almacenadora

Si no utilizarás un biberón, abre la bolsa almacenadora de Medela y acóplala al embudo. 

Con la pegatina incluida en la parte superior asegura la bolsa al sacaleches hasta que esté bien ajustada.

 

Extrae la leche

Si tienes un sacaleches manual, empieza a mover la manilla para poder succionar el pecho y extraer la leche.

Si es un artefacto eléctrico entonces enciende el producto desde el mando con tan solo pulsar un botón. Si no te sientes cómoda con la intensidad, regúlala usando el mando hasta hacerla más rápida o más lenta, dependiendo de lo que necesites.

 

 

Retira el lugar de almacenamiento

Sin importar si elegiste un biberón o una bolsa para almacenar la leche es necesario que retires con cuidado para evitar que la leche se bote por un movimiento brusco o porque se te caiga.

Retira la pegatina sosteniendo la bolsa en el lugar en el que se une al embudo y sácala de allí con suavidad. Cerrándola.

El biberón, por su parte, tendrás que desenroscarlo.

 

Limpia

Limpia el sacaleches Medela en el lavavajillas o con agua caliente nuevamente y listo.

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS