Tapón mucoso en el embarazo

Última actualización: 29.11.22

 

Pocas embarazadas conocen con exactitud la función que cumple el tapón mucoso; una sustancia capaz de formar una barrera a la entrada del útero y así, evitar que cualquier infección alcance al bebé en gestación. Conocer lo que sucede después que se expulsa es de vital importancia para la futura madre.

 

Es posible que una mujer primeriza desconozca cómo es el tapón mucoso cervical. Sin embargo, para la mayoría de embarazadas este es un tema que causa cierta incertidumbre y preocupación; sobre todo cuando se trata de su expulsión antes de tiempo.

El tapón mucoso es una secreción propia de las células que conforman el epitelio del cuello uterino. Se genera en las primeras semanas de gestación y su aspecto suele variar de una mujer a otra. Por ello, en algunas madres puede presentarse como un tapón mucoso transparente de consistencia gelatinosa o bien como un tapón mucoso blanco de consistencia espesa y es posible que también presente algunos hilos de sangre.

Su composición es muy variada. De manera general, esta mucosidad está formada por un 90% de agua y en menor porcentaje también posee elementos tales como calcio, proteínas, cloruro, enzimas, sodio, fosfatos e inmunoglobulinas que complementan su importante función. Todas estas glicoproteínas le confieren su característica consistencia gelatinosa.

 

La importante función del tapón mucoso en el embarazo

El tapón mucoso se forma aproximadamente durante la séptima semana de embarazo y su primordial función es la de proteger y mantener a salvo el feto. Por ello, crea una barrera que favorece la separación del canal cervical con el interior del útero.

El interior de la vagina y el canal cervical conforman un habitáculo donde proliferan gran cantidad de bacterias saprófitas, hongos e incluso es una puerta de entrada para algunos gérmenes potencialmente peligrosos. Gracias al tapón mucoso el cuello uterino se mantiene sellado, ya que es capaz de generar un muro físico, químico e inmunológico que bloquea la entrada a cualquier microorganismo o agente infeccioso. Además, la presencia de inmunoglobulinas en el tapón fomenta el cuidado y protección del futuro bebé durante todo el embarazo.

Si alguna bacteria presente en el canal vaginal pudiera alcanzar al feto en gestación, le podría ocasionar graves infecciones y comprometer su vida.

¿Qué ocurre con la pérdida del tapón mucoso?

Usualmente la pérdida del tapón mucoso sucede entre la 37 y 42 semana de embarazo, e incluso existen casos en los que la madre lo expulsa durante el proceso del parto. Así mismo, hay ocasiones en las que el tapón se pierde en la fase inicial de la gestación, por lo que en estas circunstancias el bebé podría quedar vulnerable; sin embargo, el cuerpo de la futura madre vuelve a crear un tapón para sellar nuevamente la entrada del útero.

Cuando la embarazada comienza a expulsar el tapón mucoso se genera un flujo generalmente espeso y blanquecino; aunque también puede presentar otras tonalidades como un tapón mucoso marrón, verde, rosa, rojo o amarillento. No obstante, lo estándar en todas las mujeres es que su tamaño suele tener entre 4 a 5 cm.

Suele ser común que la expulsión del tapón mucoso produzca la rotura de la bolsa que contiene el líquido amniótico. No obstante, es posible que el nacimiento del bebé ocurra varios días después, ya que en algunos casos la bolsa de líquido amniótico se rompe transcurridas hasta dos semanas después de haber sido expulsado el tapón cervical.

Por esta razón, la expulsión del tapón mucoso no siempre significa que es uno de los síntomas de parto próximo, pero sí está asociado con el inicio de la actividad uterina. En tal caso, es posible que se presenten dos escenarios: o bien, el parto ha dado inicio con la consecuente dinámica uterina, o el parto se desencadenará en horas o días después.

Es aconsejable que la futura madre permanezca atenta ante cualquier síntoma de parto una vez que el tapón mucoso ha salido del cuerpo; especialmente si ocurre la expulsión del tapón mucoso en la semana 40. Es decir cuando el embarazo está llegando a término, lo cual podría ocurrir generalmente debido a que el cuello del útero ha comenzado a dilatarse se aproxima el momento del nacimiento.

En estas circunstancias el tapón puede expulsarse de tres maneras: durante varios días en forma de flujo vaginal moderadamente intenso, de una sola vez o simplemente es expulsado mientras la madre orina.

Riesgo ante la pérdida temprana del tapón

Cuando el tapón mucoso se pierde tempranamente durante la gestación, debe ser considerada una situación preocupante tanto para la paciente como para el bebé. Si esto sucede, el profesional deberá realizar un estudio exhaustivo del cérvix uterino, determinar la longitud de este ecográficamente y de ser preciso, descartar una posible amenaza de parto prematuro.

Es fundamental evitar que ocurra el parto antes de transcurrida la semana 37 y si es inevitable que el parto sobrevenga, el obstetra deberá realizar todas las maniobras necesarias para lograr la neuroprofilaxis y maduración pulmonar del feto. De esta manera se podría conseguir una mejor evolución y desarrollo del neonato inmaduro.

 

La visita al médico

Los síntomas más comunes de un parto inminente son la rotura de la bolsa amniótica acompañada por contracciones; las cuales pueden ser regulares o frecuentes. En este caso es conveniente acudir al obstetra a fin de que evalúe la situación y analice si el parto ha dado inicio.

También se recomienda visitar al médico de inmediato cuando la madre nota un sangrado abundante, ya que podría tratarse de una severa hemorragia por el desprendimiento placentario o por la presencia de placenta previa.

En conclusión, podemos decir que el cuerpo de la futura madre, en su perfección, y con el fin de garantizar la protección y seguridad de su futuro bebé, ha creado el tapón cervical como un muro impenetrable que lo mantiene a salvo de infecciones que podrían poner en riesgo su vida.

En otro orden de ideas, si estás en la espera de tu hijo y necesitas adquirir uno de los mejores modelos de fajas de embarazo, que se adapten a tu anatomía y a tu presupuesto, te invitamos a visitar nuestra página web.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS