Dermatitis del pañal: cúrala con tratamientos naturales

 

Las madres siempre están en la búsqueda de consejos para tratar los problemas de irritación en la piel de sus bebés, sobre todo las que son primerizas y desconocen los procedimientos más adecuados cuando se trata de la salud de los pequeños, teniendo en cuenta que muchos de estos problemas se agudizan entre los 2 y 7 meses de nacidos.

Lo primero que se debe hacer ante cualquier eventualidad de irritación es buscar ayuda profesional, pues el médico es el más indicado para dar las recomendaciones y tratamientos que se deben emplear para sanar la delicada piel de tu bebé.

Sin embargo, existen muchas formas para tratar estos problemas en la piel que afectan a los lactantes de forma preventiva, ya que el contacto por largos períodos de tiempo con las deposiciones más el uso de los pañales desechables pueden aumentar el riesgo de sufrir constantemente esta afección.

Algunos ungüentos se pueden preparar en casa con ingredientes naturales y fáciles de conseguir para sanar la dermatitis de forma eficiente, ya que estas cremas son ligeras y muy prácticas para las emergencias que se pueden presentar en los momentos menos esperados.  

 

Conociendo la dermatitis

La dermatitis es una erupción que afecta la capa de la piel de tu bebé y se produce por bacterias al estar en contacto con el pis y las heces fecales, que al no ser retirados ocasionan descamaciones, sarpullidos y aumento de la temperatura en la zona afectada. También se produce por la fricción con el pañal, la humedad y hasta la ingesta de nuevos alimentos, entre otros.

Se debe observar y revisar qué tan grave es el problema en la piel de tu bebé, pues sino es muy profundo y extenso, se puede tratar con solo lavar, secar muy bien la piel afectada y cubrir con una de estas cremas naturales que son fáciles de preparar en casa.

De lo contrario, si la erupción está muy acentuada y el bebé llora mucho deberás realizar una visita urgente a tu pediatra, puesto que el pequeño puede sentir grandes molestias que afectarán su desenvolvimiento normal en el día.

 

 

Tratamiento para el cuidado de la piel del pequeño

En las farmacias encontrarás numerosas pomadas, ungüentos y cremas que prometen prevenir la aparición de dermatitis. Sin embargo, muchas de estas fórmulas químicas contienen ingredientes que en vez de curar al bebé pueden complicar su irritación.

Por esta razón, son cada vez más las madres que apuestan por opciones alternativas y naturales que ellas mismas pueden hacer en casa. En consecuencia, si quieres aventurarte a preparar un ungüento natural para tu bebé te recomendamos tomar algunas precauciones antes de aplicarles estas pomadas, ya que la piel de los niños es muy frágil y también podrían sufrir alergias y reacciones al contacto con su piel.

Por consiguiente, debes colocarle en una pequeña zona poca cantidad del producto y esperar a que la piel lo absorba para ver cuál es el efecto que causa. Además, siempre debes procurar que tu hijo se mantenga seco para evitar que se irriten sus partes íntimas.

Si ya tiene esta irritación debes lavarlo con agua y un poco de bicarbonato de soda, manzanilla, jabón neutro y de ser posible evita el uso del pañal de bebé por un par de días para su pronta recuperación.

 

Recetas naturales y fáciles de hacer

En la naturaleza podemos encontrar numerosas plantas que son reconocidas por sus efectos como medicamentos para el tratamiento de inflamaciones, dolencias, irritaciones, entre otros.

Los ungüentos, cremas, pomadas o bálsamos que se pueden preparar con estos elementos naturales son muy útiles si quieres reemplazar los farmacéuticos por alternativas más ecológicas, siendo recomendados para cualquier malestar que pueda aquejar a los bebés en su zona íntima.

Para preparar algunos de estos remedios naturales es necesario que selecciones las plantas a utilizar y que estas estén en óptimas condiciones. Lavarlas muy bien y tratarlas con el mayor cuidado posible.

 

Botiquería en casa

Aquí te sugerimos algunos de estos remedios y te dejamos unas recetas sencillas que podrás hacer sin mucho esfuerzo ni dinero.

Áloe Vera

La sábila o áloe vera es una planta de la familia de las xerófilas y su cultivo es muy sencillo por no necesitar de cuidados especiales. Cuenta con muchas propiedades y usos en el hogar, y siempre se deben utilizar las hojas que ya tengan por lo menos de uno a dos años de vida, ya que tienen la potencia, madurez vitamínica, antibiótica, antibacteriana y curativa necesaria para su aprovechamiento.

Es muy utilizada para heridas, eccemas, irritaciones y sobre todo quemaduras, ya que es nutritiva y refrescante.

Para preparar la crema anti dermatitis, se corta una penca u hoja y se deja que expulse la sabia amarga, después se pela, lava y corta en pedazos.

En un procesador o licuadora se mezcla con una cucharada de aceite de oliva extra virgen, el cual es rico en ácidos grasos y excelente para suavizar y calmar estas irritaciones o problemas de la piel.

Se procesa hasta formar una pasta sin grumos. Si quieres, después de su preparación, podrás llevar la crema por un rato a la nevera para que este con una temperatura más fresca. Sin embargo, no la dejes enfriar mucho.

 

 

Avena, yogurt y fécula

También puedes preparar una crema a base de avena y aceite mineral, ya que la avena es refrescante y calma la picazón e hinchazón que causa la dermatitis.

De igual forma, preparar en un recipiente un poco de yogurt sin azúcar con un chorrito de aceite de maíz, refrescará e hidratará el área, aliviando así los síntomas de la dermatitis.

Otro truco para aliviar la piel de tu bebé es hervir una hojas de malva, dejarlas enfriar para sumergir el culito del bebé por varios minutos, después secar muy bien y colocarle fécula de maíz, la cual debió de estar un rato en el refrigerador.

 

Otras opciones

El pepino, a su vez, es un aliado muy especial, puesto que es nutritivo y contiene mucha agua, por consiguiente es refrescante, así que puedes triturar y ponerle una pasta de este vegetal a tu bebé alrededor de las partes lesionadas.

Por otra parte, el vinagre de manzana es otro excelente método para aliviar estas molestias en tu hijo. Coloca en una taza con agua una cucharadita de vinagre de manzana y aplica con una gasa o algodón con mucho cuidado de no lastimarlo.

Adicionalmente, el aguacate por ser rico en vitaminas E y D, puede triturarse hasta formar una pasta y después de lavar el culito al bebé, aplicar una cantidad generosa en la zona afectada. También puedes preparar una infusión de tomillo y dejarlo tomar un asiento con esta agua que le sanará prontamente.

 

Precauciones finales

Debes tener en cuenta que los remedios naturales son muy efectivos para curar la dermatitis de pañal. No obstante, pueden causar alergia. Consulta a tu médico y cuéntale sobre el remedio que deseas utilizar, él podrá guiarte sabiamente.

Y no está de más recordarte hacer un cambio frecuente del pañal del bebé para evitar que el contacto frecuente entre la piel y las deposiciones causen quemaduras en su culito. De esta forma, evitarás que el bebé pase por esta situación, muchas veces dolorosa.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...