Desarrollo del bebé de cuatro meses

Última actualización: 28.09.21

 

Ya falta poco para que el bebé cumpla cuatro meses desde que nació, y en este tiempo aprendió a ser más receptivo a los estímulos del ambiente. Ahora, empieza una nueva etapa de cambios en sus hábitos, un crecimiento que parece más lento, pero su desarrollo psicomotor no deja de avanzar. 

 

Han pasado los primeros tres meses de vida de tu bebé y ha cambiado mucho desde el día de su nacimiento. Ha crecido y aumentado de peso, ya no es aquel recién nacido pequeño y frágil que salió del hospital. 

Puedes notar que ahora está más inquieto, se mueve más y sus hábitos de sueño, así como los de alimentación están cambiando. Por ello es importante comprender la evolución de tu bebé mes a mes y aprender sobre los cambios que se avecinan para saber qué esperar. Aquí te explicamos de forma general lo que necesitas saber sobre los bebés de 4 meses. 

 

Peso y crecimiento

Si en los primeros 3 meses de vida tu bebé ha aumentado hasta 200 gramos por semana, empezarás a notar que ya no está ganando tanto peso y es que a partir del segundo trimestre el crecimiento del pequeño se ralentiza. 

Por lo tanto, en promedio, el peso del bebe de 4 meses no sobrepasa los 6 kg, pues en esta etapa el bebé puede pesar 7 kg al finalizar el segundo trimestre de vida. Claramente, este es un aspecto subjetivo porque varía de un bebé a otro, según ciertos factores como el peso al nacer, si fue un nacimiento prematuro o no, y el tipo de alimentación que mantiene: lactancia materna exclusiva, lactancia mixta o con fórmulas lácteas. 

Lo que queremos aclarar es que si en los primeros meses fue muy notorio el aumento de peso en el bebé, a partir del cuarto mes de vida no se verá un aumento de kilogramos a gran escala. 

De igual forma sucede con el crecimiento del bebé en esta etapa, ya que puede crecer entre 5 o 7 cm más durante este nuevo trimestre, a diferencia de los más de 10 cm que suelen crecer en los primeros tres meses de vida.

Con respecto a la alimentación, recuerda que hasta los 6 meses de edad no es aconsejable introducir los alimentos sólidos, así que en este inicio del segundo trimestre se debe mantener la lactancia exclusiva y a libre demanda.

Hábitos de sueño

Sobre el sueño de los bebés de 4 meses, muchos especialistas mencionan una alteración que es muy común en esta etapa, aun cuando hay casos de niños que logran dormir de 8 a 10 horas continuas en la noche, mientras que en el día pueden realizar hasta 2 siestas. 

En el caso de la alteración del sueño, los bebés de cuatro meses son más sensibles a cualquier incomodidad, como el pañal mojado, así como los crecientes cólicos del lactante o un gas que les impida conciliar el sueño. 

Estas situaciones deben descartarse antes de ofrecerle alimento nuevamente al bebé, pues muchos padres creen que el bebé llora y no duerme porque sigue con hambre. 

Por otro lado, no podemos olvidar mencionar que el bebé puede empezar a despertarse más a menudo por el cambio en sus patrones de sueño, debido al desarrollo de sus actividades neuronales. Otro aspecto que puede incidir en esta alteración es el hecho de que, a partir de esta edad, muchas madres deben volver a trabajar, así que es normal que la ansiedad del bebé aumente a la hora de dormir.

Aunque parezca difícil de entender, desde muy pequeños los bebés pueden percibir estos cambios y reflejarlos en sus hábitos diarios.

 

Desarrollo psicomotor del bebé de 4 meses

Como mencionamos al principio, a partir del segundo trimestre los bebés se vuelven más activos, empiezan a querer darse la vuelta y siempre debemos estar atentos ante cualquier reflejo. Ya no podemos confiarnos de dejarlos dormidos en la cama y usar los cojines de lactancia como barrera, pues algunos bebés pueden despertarse, comenzar a moverse y patear los cojines, quedando desprotegidos y expuestos a incidentes.

En este sentido, es normal ver a un bebé de cuatro meses elevando el tronco, manteniéndose con la fuerza de los antebrazos. Y, si está tendido sobre la espalda, puede patalear con mucha fuerza moviendo las extremidades inferiores y los brazos rápidamente. También es capaz de sostener la cabeza si se le ayuda a estar sentado. 

Durante esta etapa, los ejercicios para el bebé de 4 meses deben estar orientados a estimular su desarrollo físico, ampliando sus movimientos y mostrándole lo que es capaz de hacer, pues el bebé está todavía descubriendo la función de sus extremidades. 

Al terminar el baño, puedes colocarlo sobre su espalda desnudo sobre el cambiador o una superficie plana y, dejando que te agarre tus dedos fuertemente con sus manos, trata de sentarlo unos segundos. Después, bájalo lentamente a su posición para que sus abdominales trabajen y desarrollen fuerza. Repite este ejercicio 3 veces y conviértelo en una rutina después del baño.

Es muy importante estimular el desarrollo del bebé de 4 meses en todos los aspectos sensoriales: darle juguetes suaves y de colores llamativos, cantarle canciones, hablarle el nombre de las partes del cuerpo, contarle historias antes de dormir y mucho más. 

 

Descubriendo texturas con la boca

Entre las cosas que hace un bebe de 4 meses está llevarse todo lo que tiene en su mano a la boca. Este es un instinto natural de percepción que le permite relacionarse con el ambiente. Por ello, es importante ofrecerle juguetes suaves y con diferentes texturas para favorecer la estimulación sensorial.

Asimismo, el bebé empieza a desarrollar la capacidad de pasarse los objetos de una mano a otra, así como de percibir que sus acciones tienen reacciones, como por ejemplo al agitar un sonajero.

De forma general, estos son los principales aspectos que se observan en un bebé de 4 meses, recordando que cada pequeño es único y su crecimiento ocurre a su ritmo individual, solo queda acompañarlo en este proceso evolutivo y ser partícipes en los descubrimientos del mundo que el bebé realiza día a día.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS