Los mejores cojines de lactancia

Última actualización: 15.11.19

 

Cojines de lactancia – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2019

 

Los cojines de lactancia son instrumentos empleados para facilitar el proceso de alimentación que se hace necesario e indispensable cuando nace un bebé. Su estructura es adecuada para colocar al bebé en la forma más cómoda y evitar así el cansancio de la madre. El interior puede estar hecho con distintos materiales que mantengan siempre el confort y eviten deformidades. Además, deben ser ligeros y con dimensiones apropiadas para permitir que puedan moverse por los distintos lugares que se necesite, tanto dentro como fuera de casa. Por otro lado, también pueden utilizarse como método de seguridad en los lugares donde se coloque el bebé, como la cama de los padres, para evitar que se muevan demasiado y puedan caerse. Para describir algunos modelos, tomaremos en consideración el Jané 050289 S58, un cojín muy versátil, viene en colores neutros, es cómodo y suave al tacto. Por otro lado, revisaremos el Mimuselina Tandem Gris, un modelo recomendado para amamantar gemelos, además, ofrece un cómodo soporte lumbar para comodidad de la madre.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Opiniones sobre los mejores cojines de lactancia

 

La comodidad de la madre y el bebé durante la lactancia es muy importante para que el proceso se dé de forma sencilla y relajada. Por esta razón te invitamos a conocer los productos más destacados en la categoría de cojines de lactancia que son un excelente regalo para los padres primerizos por su gran utilidad.

 

Cojín de lactancia Jané

 

Jané 050289 S58

 

Este es un cojín de lactancia que puede resultar muy versátil para ayudar a las madres incluso durante el embarazo. Para ello, Jané incorpora una cinta que puede desprenderse y hacer que el cojín se vuelva una almohada larga de aproximadamente 1 metro.

Ya después, cuando el bebé está con sus padres, se utilizará como un cojín de lactancia que se sostiene a la cintura de la madre permitiendo colocar al bebé encima y servir como un apoyo para evitar el cansancio. Gracias al buen cumplimiento de esta función, está siendo valorado por los usuarios como uno de los mejores cojines de lactancia del 2019.

El cojín de lactancia Jane te ofrece un diseño en tono gris claro con estrellas blancas de distintos tamaños que lo hace apropiado para utilizar con bebés de cualquier sexo. Otras formas de utilizarlo es como protector anti-caídas cuando se quedan dormidos en la cama de los padres, por ejemplo; o para tomar siestas durante el día.

Jané siempre ha sido reconocida por ofrecer productos de buena calidad a precios accesibles, por eso no es de extrañar que sea tomada como la mejor marca de cojines de lactancia por sus clientes. Sin embargo, te recomendamos revisar los pros y contras de este modelo antes de tomar cualquier decisión.

 

Pros

Relleno: El cojín tiene, internamente, pequeñas bolitas que le dan suavidad y consistencia a la estructura.

Soporte: El uso del cojín no solo ayuda a dar soporte a los brazos de las madres, también ejerce un efecto positivo sobre la espalda y el área cervical.

Suave al tacto: La tela que reviste al cojín resulta muy suave y agradable al tacto.

 

Contras

Limpieza: La única parte del cojín que acepta un ciclo de lavadora es la funda.

Recarga: En el momento en que el cojín se vea más delgado y se desee recargar el relleno, se puede hacer, pero el proceso es algo lioso.

Comprar en Amazon - Precio (€49,99)

 

 

 

Cojín de lactancia gemelar

 

Mimuselina Tandem Gris

 

Criar gemelos puede ser una experiencia maravillosa, pero también agotadora, dada la constante demanda de atención de los dos pequeños. Por esto, a la hora de amamantar simultáneamente a los hermanos, nada mejor que contar con un cojín de lactancia gemelar, como este modelo que hoy traemos para ti.

Se trata de un producto que proporciona una superficie estable, cómoda y segura para los gemelos; al tiempo que favorece el descanso en tus brazos y reduce la presión en la espalda. Para ello, te ofrece además del cojín, un cómodo soporte lumbar.

El cojín ofrece un formato de “C”, con un tamaño extra grande e idóneo para mellizos; y el refuerzo lumbar, permite que puedas sujetarlo al cojín por medio de un cierre de clip, lo que favorece una óptima postura a la hora de la lactancia. Además, está fabricado con un forro 100% algodón y su relleno es de goma espuma.

Si estás esperando la llegada de mellizos y te preocupa el momento de la lactancia, vale la pena revisar más en detalle este producto. Seguidamente, conoce sus pros y contras.

 

Pros

Set: Recibirás un cojín de lactancia para gemelos y un cómodo soporte lumbar para tu espalda.

Materiales: Su forro cuenta con textil 100% algodón y un relleno de goma espuma, que brinda estabilidad y confort.

Limpieza: Cuenta con un forro removible, gracias al cierre de cremallera, por lo que podrás lavarlo a máquina fácilmente.

Utilidad: Podrás amamantar cómodamente uno o dos bebés al mismo tiempo.

 

Contras

Dimensiones: Por tratarse de un cojín con unas dimensiones de 69 x 49 cm, no favorece la portabilidad para usar fuera de casa.

Comprar en Amazon - Precio (€89,9)

 

 

 

Cojín de lactancia prenatal

 

Piaol 01256

 

El descanso nocturno es fundamental para la futura madre, por lo que adoptar una postura correcta que favorezca tu gestación, es algo que no debes dejar de lado. Por esto, si estás en el último trimestre de embarazo y estás buscando un cojín de lactancia prenatal, este modelo podría cubrir tus expectativas.

Se trata de un cojín multifuncional, práctico, cómodo y con un diseño versátil. Gracias a su flexibilidad y a la variedad de posiciones que te ofrece, podrás ver la tele, leer, dormir cómodamente o amamantar a tu hijo de la mejor forma, sin sentir molestias en tu espalda y con el soporte adecuado para el descanso del bebé en tu regazo.

Es un cojín que ofrece una longitud de 170 cm, por lo que podrás usarlo de la manera como más te convenga. Está fabricado con relleno 100% poliéster y cuenta con una funda confeccionada en suave algodón, fácilmente lavable y amigable con tu piel y la del bebé.

Si estás en la dulce espera y necesitas hacerte con un cojín para dormir confortablemente, este modelo podría ser lo que estás buscando. Por esto, te invitamos a conocer más acerca de cojín prenatal.

 

Pros

Multifunción: Su formato de gran tamaño y fácilmente maleable, te permite ponerlo en diferentes posturas, de acuerdo a tu conveniencia.

Variedad: La marca te ofrece diferentes colores y diseños a elegir, según tus preferencias personales.

Lavable: Cuenta con una funda confeccionada en algodón de alta calidad, extraíble y fácil de lavar a máquina.

Utilidad: Es un cojín idóneo para el descanso de la madre y también es recomendado para la etapa de lactancia.

 

Contras

Tamaño: Dado que se trata de un modelo de gran tamaño, necesitarás de espacio extra en tu cama.

Comprar en Amazon - Precio (€97,99)

 

 

 

Cojín de lactancia Tuc Tuc

 

Tuc Tuc 05786

 

El cojín de lactancia Tuc Tuc es un referente de alta calidad, ya que se trata de un producto que goza del respaldo de una marca reconocida en el mercado. Este modelo destaca por ofrecer un diseño ergonómico, por lo que tendrás un producto flexible y fácilmente manejable, adaptándose a diferentes tamaños y formas según necesidades.

Ofrece un excelente confort en cualquier situación, bien sea a la hora de amamantar o dar el biberón, así como también es de gran utilidad a la hora de conseguir un óptimo descanso de la madre durante el embarazo. Además, podrá usarse como nido a fin de brindar al niño un espacio acogedor y seguro para reposar después de ser alimentado.

Es un modelo fabricado con un forro de suave algodón y su estructura te ofrece un relleno 100% de poliestireno expandido Eps, el que provee una superficie idónea para el relax y el confort.

Cuando se trata de comodidad y practicidad, este modelo podría ser una alternativa recomendable para el descanso de la futura madre y también para el bebé. A continuación, sigue leyendo sus pros y contras.

 

Pros

Diseño: Te ofrece un atractivo diseño unisex, ya que cuenta con un estampado de estrellas en colores neutros.

Ergonomía: Dada la flexibilidad y alta calidad de su relleno, es posible adaptar  el cojín a diferentes posturas y usos.

Limpieza: Cuenta con una funda extraíble y fácil de limpiar, por lo que podrás lavarla y mantenerla siempre limpia.

 

Contras

Firmeza: La firmeza del cojín podría ser mejorable, cuando se trata de brindar soporte y estabilidad al bebé durante la lactancia.

Comprar en Amazon - Precio (€50,96)

 

 

 

Cojín de lactancia Boppy

 

Boppy Wild Flowers

 

Este cojín que ofrece Boppy está obteniendo muchos comentarios positivos de parte de los usuarios, quienes incluso lo han llegado a considerar el mejor cojín de lactancia. Parte de estas buenas referencias se deben a su eficiente sistema de ajuste a la cintura de la madre que no llega a apretar y que ayuda a que el bebé se mantenga en la posición y altura adecuada.

Muy relacionado a lo anterior, destaca también su contextura ergonómica, que evita que se produzcan sensaciones de cansancio o peso excesivo sobre el cuerpo de la madre, ya que toda la contextura del bebé reposará en el cojín.

Aunque su principal uso es facilitar la lactancia, el cojín de lactancia Boppy también es apto para otros momentos de actividad del bebé. Por ejemplo, cuando empieza a moverse con mayor ahínco en la cama o para albergar una posición más cómoda después de culminar la jornada de alimentación.

Este modelo ha sido testado en el centro observatorio Chicco y reconocido como un excelente producto para bebés, así que puede tratarse del mejor cojín de lactancia del momento. Es por ello que hemos enumerado los pros y contras que hasta ahora se han podido establecer gracias a la opinión de algunos usuarios.

 

Pros

Limpieza: Al cojín se le puede extraer la funda e introducir ambas piezas en la lavadora, pues no se deforma.

Diseños: El usuario tendrá la posibilidad de elegir entre los 9 diseños distintos que ofrece el fabricante.

Soporte: El peso máximo de uso es de 15 kg, por lo que podrá usarse hasta que el bebé tenga una edad considerable.

Peso: Con sus 898 g no será un gran problema el poder moverlo de un sitio a otro, sobre todo cuando se va a estar fuera de casa.

 

Contras

Excesiva comodidad: Como es muy cómodo, una usuaria manifiesta que su bebé se queda dormido antes de culminar la toma de leche, lo que a veces le causa problemas.

Comprar en Amazon - Precio (€39,9)

 

 

 

Cojín de lactancia Theraline

 

Theraline 510710602

 

Este modelo de Theraline es un cojín que, por su forma, puede adaptarse a todas las posibles posiciones que suelen utilizarse para amamantar o dar el biberón, según sea el caso, por lo que bien podría responder a la interrogante de cuál es el mejor cojín de lactancia.

Destacamos que su relleno es moldeable, permitiendo que pueda hacerse más mullida la zona que deseas con más altura, adaptándose así a la necesidad de cada usuario. De la misma forma, admite colocarlo en distintos ángulos para servir como soporte al cuerpo del bebé cuando va a tomar una siesta o a ver algún dibujo animado en la tv, por ejemplo.

En relación a la confección, los usuarios refieren que sus costuras aparentan ser de muy buena calidad, lo que será un plus para evitar que las bolitas internas se salgan con facilidad. Además, el cojín de lactancia Theraline ofrece un textil transpirable, por lo que no transmite calor al cuerpo, haciéndolo eficaz para cualquier época del año.

Para saber si este es el cojín que necesitas, hemos preparado la siguiente caracterización de pros y contras, y así tú podrás considerar los aspectos más relevantes del producto para hacer una compra inteligente.

 

Pros

Comodidad: Su largo de 180 cm da la posibilidad de adaptarlo a distintas formas y usos en el día a día.

Período de uso: Dado su tipo de relleno y versatilidad, puede utilizarse con los bebés hasta que estén más grandes y puedan tomar su biberón solos allí recostados.

Diseños: Viene en presentaciones muy sobrias que facilitan que sea un producto unisex.

 

Contras

Espacio: Algunos usuarios manifiestan que por el espacio que ocupa el cojín cuando lo usan para dormir, puede incomodar a tu pareja. Sin embargo, como utensilio de lactancia cumple adecuadamente su función.

Portabilidad: Por su tamaño, puede resultar complicado llevarlo a los viajes u otros lugares fuera de casa.

Comprar en Amazon - Precio (€57,9)

 

 

 

Otros productos

 

Scamp Ancora BlueWhite

 

A diferencia de los modelos anteriores, este es un cojín cuyo relleno es de silicona. Esta clase de material da un plus positivo en los momentos de descanso, ya que evita que con los movimientos normales a la hora de dormir se genere ruido. Además, esta composición es más duradera, manteniendo la forma original de la almohada por más tiempo. Gracias a estos aspectos, una buena cantidad de personas lo están considerando como el mejor cojín de lactancia de relación precio calidad.

Aunque el producto incluye una funda removible y lavable, se pueden seleccionar otras fundas de ventas individuales que están hechas de distintos materiales para utilizar según la época del año, así se usarán las telas más calurosas en invierno y las más transpirables en verano. Para extraer cada una solo hará falta abrir el cierre de cremallera que trae incorporado a lo largo de su estructura.

En caso de que se sienta que el relleno del cojín es excesivo, se puede extraer la cantidad necesaria hasta conseguir la firmeza deseada.

Para tener bien claro qué cojín de lactancia comprar, te recomendamos analizar el resumen de aspectos positivos y negativos que presentamos a continuación, con el que esperamos ayudarte en tu decisión.

 

Pros

Antibacteriano: El relleno del cojín incluye una homologación antibacteriana que será muy favorable para utilizar con el bebé.

Sujeción: El cordón de amarre evita que el cojín se abra por sus propios medios, lo que lo hace más útil para colocar al bebé con plena seguridad.

Utilidad: Se puede hacer un uso como chichonera para cuando el bebé esté sobre la cama de los padres o impedir que pueda golpearse con los barrotes de la cuna.

 

Contras

Olor: Lo más recomendable es realizar un lavado del producto antes de empezar a utilizarlo, ya que suele llegar con un olor fuerte.

Almacenamiento: El producto no incluye ningún estuche para guardar el cojín mientras no se tenga en uso.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Tuc Tuc 5785

 

Esta bonita almohada con diseño de estrellas se encuentra ocupando un puesto de mucha relevancia dentro de los modelos más baratos que están disponibles en la categoría de cojines de lactancia.

Su composición interna es ergonómica, permitiendo que tanto la madre como el bebé estén muy a gusto con su uso, reposando las partes del cuerpo adecuadas y evitando posibles molestias, sobre todo en la zona de la espalda y del pecho.

La abertura tiene las dimensiones correctas para extenderse y poder ajustarse a todo tipo de cintura sin apretar ni quedar muy holgada, haciendo que el proceso de alimentación de los bebés se desarrolle sin complicaciones por falta de firmeza.

Este cojín de Tuc Tuc también brinda las condiciones necesarias para aumentar la transpiración del cuerpo, haciendo que, aún en los días de verano, no sientan calor excesivo la madre ni el niño.

Es así que por tratarse de uno de los cojines más baratos, considerar sus pros y contras siempre será beneficioso para realizar una comparación más precisa con otros modelos y tu inversión sea lo más asertiva posible.

 

Pros

Funda: Puede extraerse con facilidad para realizar el respectivo lavado o para hacer intercambios con otros modelos que se tengan disponibles.

Versatilidad: Aunque su uso principal es para la lactancia, su diseño de u también puede servir como almohada de soporte para el bebé.

Materiales: La funda es de algodón para brindar suavidad al tacto, mientras que el forro y el relleno están hechos de poliéster para mayor resistencia.

 

Contras

Sujeción: Este modelo no cuenta con un amarre para sujetarlo de la cintura. No obstante, el diseño de herradura se amolda bien a la mayoría de los cuerpos.

Diseño: En esta oferta no existe la posibilidad de escoger entre distintos diseños o colores variados.

Comprar en Amazon - Precio (€25,95)

 

 

 

Accesorios para cojín de lactancia

 

Funda para cojín de lactancia

 

Niimo pl-101

 

Si necesitas hacerte con una funda para cojín de lactancia, te presentamos este modelo recomendable para la delicada piel del bebé y de la madre, dada la suavidad que ofrece su tejido. Se trata de una funda fabricada 100% en algodón, transpirable, hipoalergénico y compatible con el lavado a máquina e incluso puede plancharse con temperaturas de hasta 200°C.

Es un modelo unisex, que ofrece un diseño en color gris con lunares blancos y es apto para cojines que cuentan con una longitud de hasta 190 cm y una circunferencia central de entre 75 a 80 cm. Además, dispone de un práctico sistema de cierre en sus extremos, que permite usarse en cojines flexibles.

Comprar en Amazon - Precio (€18,99)

 

 

 

¿Cómo elegir el mejor cojín de lactancia?

 

Dado que se trata de un producto de maternidad con grandes prestaciones, las mejores marcas ofrecen una gran variedad de modelos a fin de que elijas aquel que mejor se adapte a tus gustos y necesidades. Anta tanta variedad, podría resultar difícil una selección; por lo que hemos elaborado una completa guía para comprar el mejor cojín de lactancia, donde podrás evaluar los parámetros a considerar antes de la compra.

Guía de compra

 

Utilidad

Ante todo, lo primero que debes hacer antes de apostar por un cojín de lactancia específico, es determinar el uso que le vas a dar. En este sentido, existen modelos pensados para ayudar al descanso de la futura madre, ya que favorecen una correcta postura, por lo que son idóneos para usar en la etapa prenatal. Así mismo, tenemos los cojines que mantienen una óptima posición del bebé cuando estás amamantando o cuando le das el biberón. Igualmente, también pueden cumplir con la función de nido y brindar seguridad al bebé mientras duerme.

Por esto, antes de elegir un cojín de lactancia, evalúa tus necesidades, ya que algunos modelos solo valen para una función, mientras que otros son versátiles y multifuncionales. Por esto, pueden ser útiles desde antes de dar a luz y seguir siéndolo después del parto, como apoyo durante la etapa de lactancia. En todo caso, hacerte con un cojín de lactancia es una inversión inteligente, ya que podrás dar tregua a tus brazos, al tiempo que reduces la presión y el peso en tu espalda.

 

Formato

Resulta muy fácil diferenciar en una comparativa de cojines de lactancia, los formatos que ofrece el mercado; siendo este, el aspecto principal que debes considerar antes de tomar una decisión de compra. En este sentido, tenemos que existen cojines de cuerpo entero, otros que son alargados como una serpiente, también los que ofrecen un formato de C y los que son tipo cuña.

Comenzando con los cojines de cuerpo entero, estos modelos son de gran tamaño y resultan funcionales para las embarazadas, ya que proporcionan estabilidad y mejoran la postura al dormir. Además, muchos de estos modelos permiten seguir usándolos para dar apoyo al bebé a la hora de su alimentación.

Los cojines alargados por su parte, ofrecen una estructura cilíndrica y la madre podrá abrazarlos cómodamente durante la noche, apoyar su cabeza, su vientre y también las piernas; su longitud suele estar entre 130 y 190 cm. Una vez que ha dado a luz, resultan muy útiles como soporte para amamantar y también para las siestas del pequeño, ya que algunos modelos cuentan con cintas en sus extremos que permiten atarlos y convertirlos en un confortable nido.

Los cojines de lactancia con formato de rosquilla o en forma de C, suelen ser los más utilizados a la hora de alimentar al bebé, ya que ofrecen una superficie estable y firme, debido a su gran acolchado; así mismo, algunos modelos por su tamaño, resultan idóneos cuando se trata de amamantar a gemelos.

Por último, tenemos los modelos tipo cuña; estos productos ofrecen una construcción compacta y pueden usarse bien sea para la comodidad de la madre al sentarse, al acostarse y también para soportar los brazos y al bebé durante la lactancia.

Materiales y diseños

Si te preocupa cuánto cuesta un modelo específico, es conveniente que evalúes la calidad que ofrecen los materiales de fabricación, ya que su coste depende de esta variable. Considerando que se trata de un producto que estará en contacto con tu piel y con la de tu bebé, no debes escatimar en el precio para hacerte con un cojín de lactancia de buena calidad, que te brinde confianza, comodidad y que también resulte fácil de limpiar.

Por esto, para la tapicería del cojín podrás elegir materiales biológicos y amigables con el medio ambiente, tal como el bambú o el algodón orgánico, los que además de ser suaves al tacto, son más seguros con la piel. Aún así, también existen aquellos que combinan el forro de algodón con el poliéster.

Con respecto al relleno, existe una amplia diversidad de materiales, tal como las plumas, la paja de mijo, lana, semillas, goma espuma, poliéster y algodón; cada uno de ellos ofrece texturas y densidades diferentes, a fin de proporcionar un acolchado variable, según tus necesidades.

En lo referente al diseño, el mercado cuenta con cojines que ofrecen colores y estampados para cubrir las preferencias y gustos de los usuarios; por lo que siempre podrás encontrar un cojín de lactancia que te resulte atractivo, bueno y económico, que cubra tus expectativas y que no afecte tu presupuesto.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: Cómo hacer un cojín de lactancia

Comienza por realizar un molde o patrón en un papel o cartulina, con un formato de semi luna o con forma de “C”, de 65 cm de longitud y una anchura de circunferencia de unos 22 cm aproximadamente. Luego, coloca el molde sobre dos piezas de tela blanca, las cuales servirán de forro y que irán rellenas de cualquier material que elijas, desde goma espuma, hasta algodón. También podrás utilizar una tela estampada para la funda, que resulte fácil de poner y quitar. Corta las piezas según el molde y procede a coser a máquina, dejando una parte abierta para introducir el relleno.

 

Q2: ¿Puedo usar un cojín de lactancia como reductor de cuna?

Existen modelos de cojines que favorecen el uso como reductor de cuna. Se trata de cojines con una estructura flexible y un relleno mullido y confortable, lo que permite que puedas adaptarlo a diferentes formas. En el caso de que quieras brindar un extra de protección para tu bebé, podrás colocar el cojín en la cuna y sujetar sus extremos con las cintas incorporadas que ofrecen estos productos y que son de gran utilidad para evitar que el cojín se separe. De esta manera, podrás preparar un nido seguro y confortable para el descanso del niño.

 

Q3: Cómo dormir con cojín de lactancia

El uso de un cojín de lactancia durante la etapa de gestación, permite a la madre adoptar una postura correcta a la hora de dormir. Por esto, podrás usar los cojines que cuentan con un formato de cuerpo entero, ya que ofrecen un descanso óptimo en diferentes partes de cuerpo.

En este sentido, podrás ponerlo entre tus piernas a fin de nivelar la columna vertebral, al tiempo que tus caderas y vientre descansan y se relajan; también podrás usarlo bajo tus piernas, con la finalidad de favorecer el flujo sanguíneo a las extremidades, ya que durante el embarazo los pies tienden a hincharse con mayor facilidad. Así mismo, usarlo bajo tu cabeza ayuda a relajar la tensión del cuello, de los hombros y de la espalda. Por esto, los expertos en bienestar materno aconsejan el uso de estos cojines, que además te permiten usarlos después de que haya nacido el bebé, especialmente en la etapa de lactancia.

 

Q4: ¿Hasta cuándo puede usarse el cojín de lactancia?

El cojín de lactancia es un accesorio que ayuda a las madres, especialmente a las primerizas, a hacer frente a su falta de experiencia y a la fragilidad que supone un recién nacido, particularmente a la hora de amamantar; ya que para muchas, esta tarea puede convertirse en un proceso complicado e incluso incómodo. Por esto, el uso de estos cojines, permite lidiar con la lactancia durante los primeros meses del niño y dejarlo cuando la madre se siente más segura para sujetarlo en sus propios brazos.

Sin embargo, existen modelos que aún después de la lactancia, continúan prestando su vida útil; por ejemplo, para brindar soporte al niño cuando comienza a sentarse solo, o para brindarle una superficie inclinada después que ha sido alimentado, a fin de evitar el reflujo del alimento. Por esto, no existe una pauta o norma que establezca cuándo deberás dejar de usarlo, todo depende de cada madre y de las necesidades el bebé.

 

Q5: ¿Qué tipo de cojín de lactancia es más utilizado?

Entre la gran variedad de cojines que ofrece el mercado para ayudar a la madre en la lactancia, aquellos que ofrecen un formato de U o de C son los más utilizados; dado que brindan una superficie firme, estable, cómoda y segura para recostar el bebé y ponerlo a la altura del seno materno, a fin de facilitar el agarre y la toma de leche. Además, muchos de estos cojines ofrecen un sistema de cierre que permite que la madre los ajuste alrededor de su cintura, brindando mayor seguridad a la hora de dar pecho. Por otro lado, son cojines que favorecen la portabilidad y un fácil almacenamiento, ya que su tamaño no es tan grande como el de otros formatos.

 

Q6: Cómo dar el pecho con cojín de lactancia

Primeramente, es fundamental contar con un cojín firme y seguro. Busca un lugar tranquilo donde puedas sentarte y colócalo sobre tus piernas alrededor de tu abdomen y luego con suavidad coloca a tu hijo. Deberás revisar con sumo cuidado la postura del bebé, ya que este debe estar recostado de lado y seguir una línea imaginaria que alinee su oreja, hombro y cadera, en tanto que su cabeza debe estar en dirección al pecho materno.

 

 

 

Cómo utilizar un cojín de lactancia

 

El cojín de lactancia puede llegar a ser el mejor aliado para aportar un plus a la comodidad de la madre y del bebé a la hora de la alimentación, ya sea lactancia materna o biberón. También ofrece otros usos y ventajas, conoce la manera de utilizarlo adecuadamente para que obtengas el máximo provecho de este accesorio.

 

 

Asegura el cojín a tu cuerpo

Si tienes un cojín con cintas o correas que lo mantienen fijo alrededor de tu cintura, procura asegurarlo lo más cerca posible de tu cuerpo, con el fin de que ofrezca seguridad y estabilidad a la hora de dar pecho. Por esto, es necesario que tu cojín se adapte al contorno de tu cintura y que a la vez, sea un modelo fácil de poner y quitar en caso de algún percance.

 

Busca la mejor postura

La mejor manera de dar pecho utilizando un cojín de lactancia, es adoptando una posición sentada; bien sea en una silla, en un sofá o sobre la cama, ya que de esta manera no solo podrás tener las manos libres, sino que también podrás sostener a tu hijo cómodamente en tu regazo, sin necesidad de realizar mayor esfuerzo. Además, para mayor confort es recomendable que coloques una almohada en tu espalda o un cojín auxiliar, a fin de ayudarte a lidiar con la presión en tu columna.

 

Úsalo para amamantar

La seguridad tanto para la madre como para el bebé a la hora del amamantamiento con un cojín de lactancia, es un factor fundamental que no puedes dejar de lado. Por esto, procede a ponerlo de acuerdo a la posición que el niño tenga durante su alimentación, bien sea a lo largo del brazo, al costado de tu cuerpo o en el regazo. A continuación, toma cuidadosamente al bebé y pon sus pies debajo de tu brazo, con su barriga frente a tu cuerpo. Luego coloca al pequeño de costado sobre el cojín, el cual será tu apoyo para ayudarte con el trabajo de sostener al niño.

 

También es útil para dar biberón

En el caso de que tu bebé ya haya sido destetado y lo alimentes con biberón, el cojín de lactancia sigue siendo una herramienta cómoda y segura para su alimentación; incluso el padre del niño o cualquier otro familiar puede alimentarlo. Solo necesitas buscar un lugar tranquilo para sentarte y poner el cojín sobre el regazo o a un costado. Luego, deberás apoyar el brazo que utilices para sostener la cabeza del pequeño, teniendo cuidado de mantenerla ligeramente inclinada mientras el niño toma su biberón.

 

 

Otros usos

No solo se utilizan para la etapa de lactancia, estos cojines también ofrecen prestaciones durante el embarazo (según el modelo), ya que favorecen una postura correcta al dormir. También son usados como nido para el reposo del bebé o para evitar el reflujo del alimento.

 

Limpieza

Es fundamental que tu cojín cuente con materiales fáciles de lavar. Preferiblemente que ofrezca una funda extraíble, ya que es inevitable que se ensucie con facilidad. En el caso de que no tenga una cubierta removible, es aconsejable usar una manta a fin de evitar que se manche o se ensucie.

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...