20 Semanas de Embarazo

Última actualización: 20.04.21

 

Las 20 semanas de embarazo marcan la mitad de la gestación, una etapa en la que ya no están las molestias de los primeros meses y en la que se siente más energía. Pero, hay otros cambios que suceden tanto en el cuerpo de la madre como en el feto y que son importantes de conocer. 

 

Por lo general, una gestación normal tiene una duración de 40 semanas, en promedio. Es por ello que el embarazo de 20 semanas marca el inicio de la segunda mitad de la gestación, es decir, que falta la mitad de tiempo para tener a tu bebé. 

En esta etapa, la barriga de 20 semanas de embarazo empieza a ser más notoria, pues el útero ya ha crecido lo suficiente para llegar a la mitad del ombligo. En el interior el feto de 5 meses está creciendo diariamente y ya puedes empezar a sentir los movimientos de tu bebé.

 

¿Cuánto mide un feto de 20 semanas?

En promedio, el tamaño del feto 20 semanas oscila entre 16 y 25 centímetros. Este cambio repentino se debe a que en los meses anteriores se medía la longitud del bebé desde la cabeza hasta la rabadilla porque sus piernas se mantenían muy unidas, mientras que en el feto de 20 semanas ya se puede medir desde la cabeza hasta los pies. 

Ahora bien, durante este tiempo, tú y el bebé han aumentado de peso, así que, si te preguntas cuánto pesa un feto de 20 semanas, la respuesta promedio es 350 gramos.

Con respecto a otros cambios en el desarrollo del bebé, podemos mencionar que sus pulmones han comenzado a realizar ejercicios de respiración, mientras que su sistema digestivo se está activando con la ingesta del líquido amniótico.

A su vez, se empieza a formar el meconio, una sustancia negra verdosa que se compone de las células muertas, líquido amniótico y secreciones digestivas que el bebé expulsa en su primera evacuación. Así que, no te asustes cuando en el primer cambio de pañal esté esa sustancia negra viscosa. Es totalmente normal. 

En esta etapa se empieza a formar también una capa de grasa en la piel del feto, llamada vérnix caseoso. Esta sustancia blanquecina protege la piel de las agresiones del líquido amniótico y, también, facilita el desplazamiento del bebé por el canal vaginal en el momento del parto. 

La ecografía de las 20 semanas

En el quinto mes de gestación, ya tu bebé tendrá formados y visibles todos sus órganos, solo que aún no tienen la madurez necesaria. Aun así, en esta semana tu médico obstetra te debe realizar un ultrasonido específico, conocido como ecografía morfológica, para determinar los niveles de líquido amniótico, evaluar el desarrollo del bebé y verificar si se detectan algunas anomalías congénitas.

Adicionalmente, el doctor o técnico de imagen revisará la estructura del corazón, la cabeza, los riñones y otros órganos. En esta ecografía también es posible determinar con mayor certeza el sexo del bebé, claro está, siempre y cuando el pequeño colabore dejando ver sus genitales. 

En el ultrasonido morfológico también se revisa el flujo sanguíneo de las arterias uterinas y el cuello de la matriz. De esta forma se observa el desarrollo de la placenta y se detecta la preeclampsia, que es la hipertensión en el embarazo. 

 

Cambios en la embarazada durante las 20 semanas

Al principio mencionamos que a partir de esta etapa, las embarazadas dejan atrás las molestias de los primeros meses, las náuseas matutinas y el asco a olores fuertes. Sin embargo, algunas mujeres experimentan en las 20 semanas de embarazo ciertos síntomas como la sensibilidad y el sangrado de las encías.

Esto sucede por el aumento de progesterona y estrógeno en el organismo, aunado a los cambios en los vasos sanguíneos que cambian la forma en que las encías reaccionan a la placa bacteriana, produciendo sangrados durante el cepillado o el uso de hilo dental.

Por tanto, es importante mantener una buena higiene bucal y consultar con tu dentista si las molestias persisten.

En el transcurso de esta semana también puedes comenzar a sentir algunas molestias en la parte baja de la espalda, y aunque es muy temprano para comprar un cojín de lactancia, puedes ayudarte con estas almohadas especiales para mejorar la posición al sentarte o acostarte. 

Por otro lado, la mayoría de las madres afirman que en las 20 semanas de embarazo los movimientos del bebé se perciben con mayor fuerza y frecuencia, esto no significa que tu bebé no se moviera antes de este semana, sino que ahora está más grande y al estirar o mover sus piernas puedes sentir esas pataditas. 

Ansiedad en el embarazo

El embarazo de 20 semanas en meses nos indica que ya faltan solo 4 meses para esperar la fecha del parto, que podría ocurrir en cualquier momento después de las 40 semanas. Es durante estos meses que la ansiedad en la madre aumenta, así como los niveles de estrés, lo que puede incidir directamente en un incremento del ritmo cardíaco y también de las actividades del bebé.

Recuerda que todas tus emociones se reflejan en el feto y, aunque sabemos que es imposible vivir sin estrés en la actualidad, tu puedes elegir evitar que la ansiedad se adueñe de tus sentimientos y pensamientos.

Por tanto, nuestra recomendación es enfocarte en descansar mucho, alimentarte bien, realizar alguna actividad física que te guste, además de usar tu tiempo libre para disfrutar en familia, salir con amigas, relajarte y gozar esta etapa. 

No olvides que si tú estás tranquila, tu bebé lo estará también, así que dedícate a disfrutar de los meses que quedan de tu embarazo y prepárate para la experiencia más hermosa de tu vida. 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments