Características, clasificación y uso de las Sillas i-Size

Última actualización: 20.07.19

 

Las sillas de coche i-Size fueron diseñadas a partir de la creación de la normativa del mismo nombre, para ofrecer una serie de características que refuerzan la seguridad de los niños cuando viajan en coche. Sin embargo, existe una normativa más antigua, la ECE R44/04, que fue creada en 1982 y sigue en vigencia junto con la nueva, aunque está próxima a desaparecer. En este artículo te detallamos algunos de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta al adquirir una silla de coche para niño.

 

Las normativas i-Size y ECE R44/04 se encargan de reglamentar la aplicación de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) en las sillas de coche que se usan en España y toda Europa. No obstante, son grandes las diferencias que existen entre estas dos normativas.

 

ECE R44/04

Esta norma está basada en un sistema de clasificación que en función del peso del niño, por lo que las sillas de coche se dividen en cuatro grandes grupos; 0, 0+, 1, 2 y 3. Las del grupo 0 son adecuadas para niños con menos de 10 kg, las del 0+ pueden ser usadas por niños de hasta 13 kg, mientras que las del grupo 1 son para niños de entre 9 y 18 kg de peso. Por su parte, las correspondientes al grupo 2 son para niños que pesen de 15 a 25 kg y las del grupo 3 funcionan bien para niños con un peso entre 22 y 36 kg.

Esta norma garantiza el cumplimiento de ciertas medidas de seguridad, como un análisis del diseño de dicha silla, prueba de choque frontal y trasero a 30 y 50 km/h, prueba del cinturón de seguridad y arnés del asiento, así como una prueba al sistema de cierre del arnés del asiento, entre otras.

 

i-Size o ECE 129

Con esta nueva norma los SRI ahora serán clasificados por la altura del niño. Los expertos dicen que esta decisión brindará menos errores de uso que en la clasificación por peso de la norma tradicional. 

Además, para muchos padres será más sencilla la selección, porque sólo necesitarán la talla de su hijo, así como también el punto de referencia para el cambio de la silla, que ocurrirá cuando la cabeza del niño comience a rozar el borde superior de la silla.

 

 

Clasificación por altura de i-Size

Con esta nueva norma, cada fabricante tiene la posibilidad de homologar sus sillas i-Size de acuerdo al rango de altura, lo que lleva a la creación de varios grupos de clasificación, tal como ocurrió con la normativa ECE R44/04.

El primero de estos grupos es el i-Size 40 – 75 cm. En este caso, estas sillas se pueden utilizar desde el nacimiento del bebé hasta que mida los 75 cm, lo que podría suceder cuando el niño cumpla un año de edad aproximadamente. Además, este tipo de silla está pensada para ser instalada a contramarcha y es compatible con el anclaje Isofix con pata de apoyo.

El siguiente grupo en aparecer es el i-Size de 40 a 105 cm. Estas sillas son apropiadas desde que el niño nace hasta que llega a los 105 cm o 18 kg, que debería ser aproximadamente a los 4 años de edad. Su instalación debe ser a contramarcha, utilizando el sistema Isofix con pata de apoyo o con Top Tether para brindar mayor seguridad.

El otro grupo de sillas de coche es el i-Size de 100 a 150 cm, que corresponde a niños de entre 15 y 36 kg o entre 4 y 12 años de edad, que usa un dispositivo de retención no integral, por lo que el niño puede ir sujeto con el cinturón de seguridad. Además, con esta silla se recomienda el uso de un sistema de retención con respaldo.

 

¿Cómo identificar una silla de coche i-Size?

Las sillas i-Size deben contar con un distintivo que las identifique, donde el fabricante debe indicar sus características más importantes, así como el nombre de la homologación, que en este caso será i-Size, además, debe estar en un lugar visible para que el usuario pueda ver la etiqueta fácilmente.

También, debe mencionar la altura y peso adecuado del niño, el lugar donde se realizó la homologación en letra y número. La letra debería ser E, que corresponde a Europa y el número identifica el país de origen. Asimismo, incluye el número de homologación y número de serie de la silla.

 

 

Las sillas de coche i-Size apuestan a la posición en contramarcha

Otra de las innovaciones de la homologación i-Size es la importancia de su uso en contramarcha, que se encuentra en las normas implementadas por la Ley de Seguridad Vial y que los agentes de tránsito hacen cumplir. Asimismo, las leyes exigen que esto se cumpla mínimo hasta los 71 cm de altura o 15 meses de edad.

Los expertos apoyan el uso de la silla i-Size en dicha posición, ya que consideran que es la manera más segura de viajar para los niños. Por esta razón, la mejor silla de coche debería contar con este sistema, además, se recomienda usar en contramarcha incluso después de haber superados los 15 meses de edad.

Las sillas i-Size superan en gran medida las pruebas de impacto frontal, trasero y lateral, lo que las hace más confiables para proteger a los niños. Además, el uso obligatorio del sistema de fijación Isofix previene los errores de instalación, ya que es más sencillo e incorpora un tercer punto de anclaje en la base para ofrecer mayor estabilidad.

Otro punto a su favor, es que todos los vehículos que han sido fabricados a partir del año 2013 obligatoriamente deben estar equipados con este sistema de fijación, para facilitar su instalación a contramarcha. Asimismo, el coche debe estar identificado con el distintivo de homologación.

Los coches que fueron fabricados antes del año 2013, generalmente no cuentan con plazas para el tamaño de las sillas i-Size, por lo que resulta necesario consultar si la silla que deseas adquirir puede ser adaptada a tu coche.

Sin embargo, si tienes una silla homologada bajo la normativa ECE R44, podrás continuar usándola sin problemas hasta que la Dirección General de Tráfico indique que ha quedado sin efecto. Mientras ocurre este cambio en las leyes, podrás usar la anterior sin que te multen por no tener la i-Size.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...