Las tres etapas de la adolescencia

Última actualización: 20.04.21

 

La adolescencia es uno de los momentos más importantes en la vida de las personas y trae tantos cambios que puede ser difícil comprenderla en su totalidad. El desarrollo se realiza en tres grandes etapas acorde a las diferentes edades y saber sobre esto es una forma de entender qué se puede esperar de los hijos en esta fase.

 

Los seres humanos, a lo largo de toda nuestra vida, pasamos por diferentes etapas de desarrollo, las cuales nos hacen experimentar cambios físicos, psicológicos y emocionales que marcan y contribuyen a quienes somos en la actualidad.

De una forma general, se podría decir que las personas pasamos por 3 grandes etapas de vida: la infancia, la edad juvenil o adolescencia, y la adultez. Sin embargo, debido a nuestra propia complejidad, cada una de estas secciones está a su vez subdividida en otras etapas más específicas que logran explicar en mayor detalle todos los cambios que se dan en los diferentes rangos de edad.

 

¿Qué es la adolescencia?

La adolescencia es un periodo de transición que, en su inicio, marca el final de la infancia y, a su término, el inicio de la vida adulta. En esta fase, los adolescentes experimentan una gran cantidad de cambios que los prepararán para la adultez.

 

¿Cuándo se pasa de niño a adolescente?

Esta transición no está completamente delimitada, pues el desarrollo de los niños puede variar dependiendo de muchos factores. Por lo tanto, no se puede determinar a qué edad empieza la adolescencia con exactitud.

Debido a esto, la Organización Mundial de la Salud ha decidido situar el inicio de los cambios de la adolescencia entre los 10 y los 11 años. De la misma forma, su finalización puede ser igual de variable, por lo que se sitúa en un rango que va desde los 17 a los 19 años.

 

¿Cuáles son las fases de desarrollo de la adolescencia?

Existen diversos tipos de adolescentes, pues todos tienen personalidades distintas y viven la adolescencia de forma diferente. Sin embargo, sin importar todo esto, cada uno de ellos pasa por las 3 etapas de desarrollo que se dan en la adolescencia.

Cada una de ellas es importante y, si se es padre, merece la pena conocerlas para saber qué se puede esperar de los hijos en esos momentos.

  1. Adolescencia temprana

Esta es, probablemente, la etapa más confusa para los niños porque, físicamente, comienzan a experimentar los característicos cambios en la adolescencia, los cuales pueden ser difíciles de asimilar.

En este momento, poco queda del pequeño que alguna vez necesitó una silla de coche, pero al mismo tiempo, el niño aún no se ha despedido de la infancia, pues este tiene apenas unos 10 u 11 años.

En la adolescencia temprana, los niños experimentan lo que es la pubertad y todo lo que viene con ella.

El cuerpo de las niñas comienza con el desarrollo de los senos, las caderas empiezan a ensancharse un poco y, además, se inicia la menstruación. Por otra parte, los niños verán un cambio en el volumen de sus testículos y pene, y atraviesan el “estirón de la pubertad”, en el que empezarán a crecer rápidamente y de forma desigual.

Para ambos se presentan cambios en la voz, aunque esto se note más en los varones. Todos comienzan a notar la aparición de vello púbico y axilar, mientras que la piel se vuelve más grasosa, lo que causa el desarrollo del acné.

En este momento, los cambios son mayormente físicos, pues se sigue manteniendo una mentalidad algo infantil. Sin embargo, usualmente, hay una tendencia a separarse un poco del ámbito familiar para afianzar relaciones con otros adolescentes, pues existe un mayor “entendimiento” debido a los aspectos que tienen en común.

  1. Adolescencia media

Entre los 14 y los 16 años llega la adolescencia media, la cual muchos consideran como la “verdadera adolescencia”, pues los adolescentes ya poco tienen de sus rasgos infantiles, pero aún no han madurado lo suficiente para ser considerados adultos. Los límites entre etapas están más establecidos, por así decirlo.

Esta es una fase con pocos cambios bruscos, pero con constantes cambios psicológicos que comienzan a formar la identidad de cada persona.

Los adolescentes suelen buscar cada vez más independencia de los padres y, la mayor parte del tiempo, esto trae consigo una necesidad imperiosa de pertenecer a otro lugar, por lo que suelen acercarse más a su grupo social.

En este momento, los adolescentes comienzan a pensar a futuro y empiezan a formar una imagen propia que sea acorde a quienes desean ser. Sin embargo, aún son algo egocéntricos, por lo que, para ellos, todo se trata de sí mismos.

La adolescencia media es una etapa en la que se requiere de mucho apoyo parental, pues los adolescentes son más susceptibles a caer en malos hábitos por la presión social y a adoptar comportamientos riesgosos para poder “rebelarse” contra los padres.

  1. Adolescencia tardía

La última etapa de la adolescencia sucede entre los 17 y los 19 años, aunque en ciertos casos, experimentar todos los cambios que vienen con ella puede llegar hasta los 21 años para ciertas personas.

En esta fase, ya se habla de un joven adulto, pues, aunque la parte emocional y psicológica todavía sigue desarrollándose considerablemente y se extiende más allá de la adolescencia tardía, las personas alcanzan su madurez física y sexual.

En este momento, los adolescentes comienzan a distanciarse un poco de su grupo social, seleccionando personas específicas para tener cerca, fomentando las relaciones individuales. Esto se debe a que el joven ya tiene una mejor idea de quién es y, al sentirse cómodo con esto, no necesita intentar pertenecer a un grupo determinado y mantener sus estándares.

Los jóvenes comienzan a proyectarse metas a largo plazo y sus preocupaciones, aunque todavía los mantienen en el centro, comienzan a extenderse a su entorno. Padres e hijos logran reencontrarse y entenderse de una mejor forma ahora y, además, los jóvenes, gracias a la madurez obtenida, ya están preparados para hacer la transición total progresiva hacia la adultez.

De esa manera finalizan las etapas de la adolescencia y, desde allí, se puede decir que las personas ya son adultas. Por lo que comenzarán a experimentar nuevos retos y cambios propios que vienen con esta edad.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments