Cómo utilizar una silla de coche

Última actualización: 14.04.24

 

Las sillas de coche suelen ser un aliado infalible para cualquier padre al momento de conducir junto a los pequeños, ya que gracias a este producto es posible ofrecerle al infante un adecuado nivel de confort y seguridad. Los modelos se encuentran clasificados por grupos que van desde los cero meses y hasta a los 12 años de edad, por lo que al pensar en usar un equipo de este tipo, necesitarás revisar cuidadosamente las especificaciones. Por nuestra parte, hemos preparado una serie de pasos a través de los que te explicamos cómo utilizar una silla de coche.

 

 

Estudia el manual de instrucciones

Antes comenzar a utilizar la silla de coche es importante que estudies el contenido del manual de instrucciones, ya que este sencillo paso te permitirá familiarizarte con el producto y conocer el correcto modo de utilizarlo. Asimismo, podrás encontrar algunos consejos acerca de la limpieza del tapizado, lo que es bastante conveniente para alargar la vida útil del accesorio. Lo mejor de todo es que no te restará más de 15 minutos.

 

Coloca el reductor

El reductor es un complemento empleado para los primeros meses del bebé, que le aporta mayor comodidad y seguridad a su frágil cuerpo. La colocación de esta pieza es bastante sencilla, siendo necesario que la montes sobre la silla y la asegures en los puntos indicados. Recuerda verificar que no se desliza con el movimiento.

 

Monta la silla

El montaje de la silla es más sencillo de lo que puedes llegar a imaginar, ya que sólo debes colocarla sobre el asiento trasero de tu coche y entrecruzar el cinturón de seguridad por la parte trasera de la estructura para así asegurar. Además, si el modelo incorpora unos mecanismos de anclaje tipo ISOFIX y este es compatible con el coche, no deberás dudar en implementarlo, ya que le aporta mayor estabilidad.

 

Regula la silla

Generalmente, este tipo de sillas de coche ofrece un par de puntos de regulación como la altura del reposacabezas y su respectiva reclinación, siendo necesario que identifique los respectivos botones incorporados en la estructura para cumplir dichas funciones. Así podrás presionarlos y simultáneamente ajustarlo a la posición deseada. Igualmente, existen modelos que incorporan este mecanismo, pero únicamente para inclinar o reclinar el respaldo.

 

 

Ajusta el arnés de seguridad

Para llevar a cabo el ajuste del arnés de seguridad, primeramente necesitarás sentar al niño en la silla. Después, desliza cuidadosamente el cinturón sobre el pecho, entrepierna, cintura u hombros del cuerpo del pequeño. Recuerda que esto variará dependiendo del modelo seleccionado. Finalmente, engancha cada uno de los mecanismos de cierre dispuestos entre el arnés y la estructura.

 

Limpia la silla

La limpieza de la silla dependerá de su diseño. Si por ejemplo, incorpora una cubierta removible, podrás lavarla con agua y jabón neutro, según lo recomendado por el fabricante en la etiqueta. Por el contrario, si el mobiliario no se desenfunda, tendrás que limpiar la superficie con ayuda de un paño seco, algún producto especializado o utilizar una aspiradora de mano para eliminar el polvo y residuos.

 

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS