Conoce el sexo del bebé con el método Ramzi 

Última actualización: 20.04.21

 

Para descubrir el sexo del bebé, antes de las 20 semanas de gestación, existen varios métodos que podrían ayudarte. Entre ellos, se encuentra el método Ramzi, que consiste en observar la ecografía durante las primeras semanas de embarazo y según la ubicación placentaria se determinaría el sexo del feto, siendo altamente efectivo gracias a sus fundamentos científicos.

 

Entre muchos tests de embarazo que se le hacen a la mujer en gestación, con la finalidad de determinar su estado de salud y el del bebé, uno de los más importantes es el ultrasonido o las famosas ecografías. Esta es una prueba esencial para las mujeres embarazadas, ya que mediante ondas sonoras puede mostrar la imagen del bebé dentro del útero materno, siendo el mecanismo más efectivo para controlar el desarrollo del estado de salud del feto. Además, con la ecografía es posible ver sus piernas, manos, su espalda, su columna vertebral, e incluso puedes saber el sexo de tu bebé.

Pero ¿cómo saber en una ecografía si es niño o niña? No parece tan fácil, porque para interpretar la ecografía de un embarazo se necesitan algunos conocimientos médicos y científicos al respecto, que te permitan identificar las diferentes composiciones del embrión, analizar la placenta y descubrir el sexo del bebé. Sin embargo, en este post te explicaremos que conociendo el método Ramzi, podrías saber qué sexo tiene tu pequeño embrión.

 

¿En qué consiste este método?

El ginecólogo Saad Ramzi Ismail descubrió durante la realización de su tesis de doctorado, que era posible saber el sexo del bebé analizando las ecografías efectuadas durante las primeras semanas de embarazo. Ramzi investigaba sobre las causas que generaban una anomalía fetal relacionada con el cromosoma sexual, a través del estudio de ecografías tempranas en una muestra de 5000 individuos femeninos en gestación.

Principalmente, su investigación se fundamentó en el eco de 6 semanas, encontrando en todos ellos una coincidencia de un 99% con respecto al sexo del feto, así:

  • El embrión tenía cromosomas XY (niño) cuando las vellosidades coriónicas o placenta estaba a la derecha en la ecografía
  • El embrión tenía cromosomas XX (niña) cuando la placenta estaba a la izquierda de la ecografía.

 

De esta manera, el doctor Ramzi confirmó el sexo de los bebés en el 100% de las ecografías analizadas, resultando un descubrimiento sorprendente, lo que lo llevó a la siguiente conclusión en su tesis:

  • En los fetos de sexo masculino, un 97,2 % de los casos tenía ubicada la placenta en el lado derecho de la pared uterina (considerando el efecto espejo de la ecografía, se entiende que es a la izquierda).
  • En los fetos de sexo femenino, un 97,5 % de los casos tenían ubicada la placenta en la zona izquierda del útero (entiéndase hacia el lado derecho de la ecografía).

 

Según la conclusión del doctor Ramzi, este fenómeno ocurre debido a la polaridad que tienen los cromosomas y que también se encuentra en nuestro cuerpo, lo que explica la razón de que los embriones con cromosomas XY (masculino) se adhieren hacia un lado del útero y los que tienen cromosomas XX (femenino) se ubican hacia el otro.

 

¿Cómo se usa este método?

Como ya vimos, es necesario contar con una ecografía doppler después de la sexta semana de gestación para observar donde está ubicada la placenta, así como la dirección en las vellosidades coriónicas. Se efectúa el ultrasonido, prestando atención al área con más brillo de la ecografía obtenida para determinar la zona del saco embrionario, ya que en dicho lugar hay más probabilidades de la formación de la placenta. Cuando ya hayas detectado la placenta, solo tienes que observar su dirección y el lado donde se aloja para determinar el sexo del feto. 

 

¿A las cuántas semanas se ve el embrión?

En un embarazo de 5 semanas, ya es posible ecográficamente reconocer dentro del útero el saco gestacional del embrión, pero es muy pequeño para visualizarlo. Aunque si te realizas un eco transvaginal a las 6 semanas de embarazo, se puede ver el embrión perfectamente. Además, en esta etapa ya están formados el cordón umbilical y la placenta, que es cuando comienzan a funcionar dichos órganos suministrando los nutrientes y oxígeno al bebé.

Por su parte, en una ecografía de 7 semanas de embarazo se puede ver el saco gestacional totalmente formado y el embrión ya tiene un centímetro de longitud, por lo que es posible verlo en esta oportunidad, pero no te vayas a asustar si no lo ves aún, porque en esta etapa todavía el embrión es muy pequeño para que pueda ser visualizado a simple vista. 

Mientras que, en una ecografía de 9 semanas de embarazo, ya se puede ver claramente el embrión, diferenciándose claramente su cabeza, orejas, ojos, los brazos y piernas, porque anteriormente solo veías una cola con cabeza.

Y entonces, ¿cuándo se sabe el sexo del bebé?

Ahora bien, al final de la semana 11 de gestación comienzan a formarse los genitales externos del feto, desarrollándose el pene en el caso de los varones o los labios menores y clítoris en el caso de las niñas. Pero, para saber qué sexo tiene tu bebé con total seguridad se debe esperar hasta las 20 semanas de gestación aproximadamente, porque en este momento ya los genitales se han formado completamente y se pueden distinguir claramente en la ecografía. Incluso, hay padres que corren con suerte y lo han visto mucho antes. 

Así que, una vez que ya sabes el sexo de tu bebé, podrías pensar en los diferentes juguetes para niños y niñas que existen en el mercado, siendo posible determinar si puedes comprarle un cochecito de muñecas o un balón de fútbol.

 

Cómo saber si es niño o niña

Además del método Ramzi del que hablamos en este post, también existen otras formas de saber el sexo de tu bebé, claro que son menos científicas. Por ejemplo, puedes utilizar la tabla china, en la cual se calcula el sexo con la fecha de la concepción y se relaciona con la edad lunar. 

Y si le preguntas a tu abuela, probablemente te hable de la forma de tu barriga o de los cambios en tu rostro, para determinar si es niña o niño. En este último caso, se cree que si la mujer tiene una piel radiante y un aspecto saludable, tendrá niño; pero si le aparece acné o manchas en la cara, entonces tendrá una niña.

A final de cuentas, si eres muy impaciente para esperar 20 semanas para confirmar el sexo en tu pequeño, entonces puedes optar por el método Ramzi, como una opción confiable para saber si viene un niño o una niña, siendo recomendable hacerse una ecografía en las primeras semanas de embarazo y observar las vellosidades corióticas ubicadas en la placenta, para detectar los cromosomas que componen al feto.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments