¿En qué consiste el test de Sullivan?

Última actualización: 20.04.21

 

El Test de O’Sullivan suele practicarse a las mujeres embarazadas con el objetivo de determinar si su organismo está haciendo un buen control de sus niveles de glucosa. Además, es aceptada internacionalmente como la prueba más eficaz para el descarte de la diabetes gestacional, gracias a su coste asequible y beneficios.

 

El médico prenatal realiza diferentes tests de embarazo para controlar el estado de salud de la mujer embarazada y del feto, entre los que se encuentra la prueba de azúcar en el embarazo. Este análisis se hace para determinar si la mujer controla de forma adecuada sus niveles de glucosa cuando está embarazada. Se realiza como un examen de rutina a todas las mujeres en estado de gravidez, durante el segundo trimestre de embarazo. A continuación, vamos a explicar en qué consiste y por qué es tan importante.

 

El test de O’Sullivan: ¿Qué es?

Esta prueba consiste en analizar la sangre de la embarazada, después de la ingesta de cierta cantidad de glucosa, con el fin de verificar si su organismo está controlando por sí solo los niveles de azúcar en la sangre. Para realizar este test se le suministra a la embarazada una solución de 50 g de glucosa a una concentración del 25% en 200 cc. Se deja transcurrir una hora y se hace una extracción en su sangre, a través de la cual se realiza el análisis del nivel de azúcar.

Por lo general, esta prueba de glucosa del embarazo se realiza cuando la mujer sobrepasa los 25 años de edad y la gestación se encuentra entre las 24 y 28 semanas, porque en esta etapa suelen aparecer las alteraciones en el funcionamiento adecuado de la hormona denominada insulina (producida por el páncreas), debido a todos los cambios hormonales asociados con el embarazo. Pero también es oportuna en las siguientes ocasiones:

Si la mujer ha padecido de diabetes gestacional en un anterior embarazo, se realiza esta prueba durante el primer trimestre de gestación.

Si existen antecedentes familiares de padecimientos de diabetes (en este caso, la prueba podría hacerse tanto en los primeros tres meses como en el tercer trimestre del embarazo).

Cuando la mujer sobrepasa los 35 años.

En el caso de que la mujer haya padecido sobrepeso antes de embarazarse.

Si en un embarazo previo, el bebé tuvo un peso superior a 4 kilogramos.

¿Cuáles son los niveles normales de glucosa en el embarazo?

Los valores de glucemia considerados como normales durante el embarazo suelen ser inferior a 140 mg/dL. Por ello, al realizar la prueba de O’Sullivan los resultados probables son dos: 

Positivo: si la glucosa en sangre (7,8 mmol/l) es igual o supera los 140 mg/dL.

Negativo: si el referido nivel está por debajo de 140 mg/dL.

En el caso de que el resultado sea positivo, entonces existe una alta probabilidad de que la mujer padezca de diabetes gestacional, por lo que el paso a seguir es la práctica de la prueba de diabetes gestacional, denominada Test de Tolerancia Oral a la Glucosa (TTOG), comúnmente llamada curva de glucosa, siendo esta la prueba más idónea para detectar la diabetes gestacional y comprobar su diagnóstico.

 

¿Qué es la diabetes gestacional?

La insulina es una hormona producida por el páncreas y se encarga de generar la glucosa que debe entrar a las células de nuestro cuerpo a través de la sangre, para que se transforme en energía. Cuando la mujer está embarazada, la placenta produce altos niveles de hormonas que impiden el funcionamiento adecuado de la insulina, lo que facilita la elevación de azúcar en sangre.

En este contexto, la glucosa alta en el embarazo puede ser un indicador de que la mujer padece de diabetes gestacional. Esta enfermedad es una condición relacionada con los valores de azúcar en la sangre, los cuales sobrepasan los índices normales. La diabetes gestacional produce diferentes efectos durante el embarazo, tanto para la madre como para el feto. Estos son:

En el caso de la madre: Si esta enfermedad se controla a tiempo, la madre no tiene que sentirse amenazada y su parto debería ser normal. Sin embargo, si no existe un control oportuno podría suceder lo siguiente:

En algunos casos, la mujer está propensa a presentar un aumento en su presión arterial o preeclampsia.

Es propensa a padecer diabetes gestacional en embarazos posteriores.

En el futuro, corre el riesgo de sufrir de diabetes tipo II.

En el caso del feto:

Puede haber complicaciones en el parto, relacionadas con el crecimiento anormal del bebé debido a la glucosa basal alta, dificultando el parto natural y produciendo lesiones tanto al bebé como a la madre, siendo necesario practicar una cesárea, con los riesgos propios de esta cirugía.

El bebé podría sufrir una baja en su glucosa durante los primeros días de su nacimiento.

Para el bebé hay mayores probabilidades de muerte.

Por lo general, la diabetes gestacional no tiene algún síntoma específico que sea perceptible. Probablemente, podrías tener un aumento en la frecuencia para orinar o de la sed, lo que sería un indicio de esta enfermedad. Así que, si es tu caso, te sugerimos usar el mejor teléfono inalámbrico para pedir una cita médica lo más pronto posible, para que sea el especialista quien se encargue de evaluar los posibles riesgos de tu condición y el plan a seguir para tu tratamiento.

Hipoglucemia

Por otro lado, si existe glucosa baja en el embarazo o hipoglucemia, la mujer no obtiene la energía suficiente que su cuerpo necesita para realizar todas sus actividades funcionales, provocando desmayos o mareos repentinos, confusión, dolor de cabeza, hambre, ansiedad, palidez, taquicardia, entre otros. Lo bueno, es que este padecimiento puede ser leve y se trata fácilmente, basta con beber o comer algún alimento dulce o con carbohidratos para que tu nivel de glucosa se normalice.

Así que, ya sabes, si estás en la dulce espera, es muy probable que te sugieran realizar el test de O’Sullivan para determinar tus niveles de glucosa en el torrente sanguíneo. Pero no debes preocuparte, porque se trata de una prueba sencilla y que no genera mayores complicaciones. Además, es la más aceptada internacionalmente para el descarte de la diabetes gestacional, por razones de coste y beneficio.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments