¿Cuándo hacer el test de embarazo?

Última actualización: 05.03.21

 

Si se está planeando un embarazo, o se ha fallado en la toma de los anticonceptivos, se pueden tener dudas sobre si estás embarazada o no, por lo que hacer un test es la forma más segura de tener una respuesta. Pero, ¿cuándo es el momento correcto para hacerlo? En este post hablaremos al respecto.

 

Generalmente, el primer signo de un posible embarazo es cuando el período no llega en los días esperados. A partir de allí pueden iniciar sospechas, así como otros síntomas notorios como las náuseas. 

Sin embargo, para las parejas que están planificando un embarazo, están usando algún tratamiento de fertilidad o técnicas naturales para concebir, la ansiedad aumenta por saber si han tenido éxito en la concepción de un bebé, pues quieren tener una respuesta rápida y confiable.

Por esta razón, desde el momento en que te cuestionas sobre la posibilidad de un embarazo tienes la comodidad de comprar pruebas de embarazo efectivas, en la farmacia o por internet, que ofrecen altos índices de confiabilidad y prometen una detección temprana del embarazo, incluso antes de la ausencia de la menstruación. 

 

¿Cuándo hacer el test de embarazo después de tener relaciones?

Si planeas embarazarte, es importante saber cuánto se tarda en quedarse embarazada después del coito. Para ello, debes planificar tus relaciones sexuales en función de tus días más fértiles, especialmente el propio día de tu ovulación o los días anteriores.

De acuerdo a Planned Parenthood, se considera el inicio del embarazo cuando un óvulo fecundado es implantado en el útero, lo cual puede tardar entre 2 y 3 semanas después de las relaciones sexuales sin protección. 

Por otro lado, debes saber que un espermatozoide puede sobrevivir dentro del cuerpo femenino durante 6 días después del coito, por lo tanto la fecundación del óvulo se produce en este lapso de tiempo posterior al sexo. 

Ahora bien, lo ideal es realizar el test de embarazo cuando haya un retraso de la menstruación, pues así los resultados serán más confiables. No obstante, algunos tipos de test de embarazo están diseñados para hacer una detección temprana, ya que cuentan con elementos de alta sensibilidad capaces de detectar bajos niveles de hCG, la hormona del embarazo

¿Cuándo hacer el test de embarazo?

En el momento que el óvulo fecundado se implanta en las paredes del útero, tu cuerpo comienza a liberar la hormona hCG en pocas cantidades, apareciendo esta en la orina.

Es por ello que todos los test de embarazo de uso doméstico están diseñados para detectar esta hormona. Por otro lado, en la web hay muchos sitios de maternidad o planificación familiar en los que puedes usar un calendario que te indica cuándo hacer la prueba de embarazo si sabes cuál día empezó tu último período. 

Pero, si no quieres usar esta opción y ya han pasado dos semanas después de tu última relación sexual sin protección, puedes adquirir una prueba de detección temprana, cuya confiabilidad puede variar de un modelo a otro.

Por otro lado, muchas veces sucede que el resultado obtenido es “No embarazada”, cuando en realidad sí lo estás. La razón de esta situación es que los niveles de la hormona hCG pueden variar completamente de una mujer a otra, así que podría pasarte que los niveles de esta hormona en tu orina son tan bajos que no pueden ser detectados con mucha anticipación. 

En consecuencia, es aconsejable esperar unos días más y realizar el test de detección temprana en el día en que tu período debe iniciar, pues el resultado tendrá una precisión de 99%, independiente de si sea positivo o negativo. 

 

¿Cómo y cuándo hacer la prueba de embarazo?

Si ya has comprado tu test de embarazo, debes tomar algunas previsiones antes de usarlo. 

  • Aunque la mayoría de estas pruebas domésticas pueden realizarse a cualquier hora del día, algunos fabricantes son específicos en las instrucciones y aconsejan no hacer el test de embarazo por la tarde.
  • Lo ideal sería retener la orina, por lo menos, durante tres horas antes de hacer la prueba. Otra opción es realizarlo con la primera excreción de orina en la mañana. Pero, primero se recomienda lavar la zona genital con un poco de agua y jabón, aclarando bien.
  • En algunos modelos se debe sumergir la tira reactiva en la orina, por lo que debes orinar en un recolector estéril para evitar la contaminación de la muestra.
  • Para otros test de embarazo solo debes colocar el extremo indicado y orinar sobre él con precisión de que caiga suficiente líquido sobre la punta recolectora. 
  • Después de realizar el paso a paso siguiendo las instrucciones del fabricante, solo resta esperar el tiempo indicado para conocer el resultado, que puede ser de 3 a 5 minutos.

Falso negativo

Como mencionamos anteriormente, puedes obtener un falso negativo si has hecho la prueba con mucha anticipación y tus niveles de la hormona gonadotropina coriónica son muy bajos. Por ello, debes saber cuándo hacer otra prueba de embarazo si has recibido este resultado en el primer intento.

En el caso de que se prolongue el retraso del período, puedes repetir el test de embarazo hasta una semana después de la ausencia de la menstruación, cumpliendo con todas las instrucciones del fabricante y esperar el resultado. Esta vez, si recibes un negativo es porque no estás embarazada. 

Si aún tienes dudas, o no confías en el resultado, puedes ir a un laboratorio médico y solicitar una prueba de embarazo en sangre. También puedes optar por visitar al médico para que te realice un ecosonograma y salir de dudas de una vez por todas.

 

Falso positivo

Existen situaciones en que también es posible recibir un falso positivo en tu prueba de embarazo. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Embarazo ectópico: Es cuando el embrión se implanta fuera de la cavidad uterina, por lo que no es un embarazo viable, así que se debe interrumpir la gestación.
  • Tratamientos de fertilidad: En algunos casos la ingesta de tratamientos y hormonas para favorecer la fertilidad pueden afectar los niveles de hCG.
  • Tumor en los ovarios: El aumento de esta hormona es uno de los síntomas de dicha patología.
  • Aborto espontáneo: Puede pasar que el embrión se implante en el útero, pero a los pocos días ocurra una pérdida espontánea. 

 

Para concluir, solo nos resta aconsejarte tener paciencia si estás ansiosa por quedar embarazada, pues los niveles de estrés también pueden incidir en tu fertilidad. Así que relájate un poco, enfócate en disfrutar con tu pareja y vivir el momento, pues cuando menos lo esperes aparecerán las dos líneas del tan deseado positivo. 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments