¿Qué ocurre en la semana 16 de embarazo?

Última actualización: 19.01.21

 

La semana 16 del embarazo de cualquier mujer es considerada una etapa de gran importancia, ya que para este momento el feto está en pleno proceso de desarrollo y, por su parte, el cuerpo de la futura madre ha comenzado a experimentar algunos cambios a nivel físico, hormonal y emocional.

 

El embarazo es una etapa de la mujer que conlleva una serie de cambios en su cuerpo, por lo que durante este lapso de tiempo poco a poco se irá dando cuenta que debe asumir una nueva identidad, en la que ya no se trata únicamente de ella, sino del nuevo ser que se forma en su interior.

Los estudios indican que el embarazo, semana a semana, puede presentar avances significativos en el desarrollo del embrión, pero también desencadenar otras alteraciones en la madre. La semana 16 de embarazo es considerada como un período de grandes cambios emocionales y corporales para la madre, mientras que el organismo del feto está en pleno crecimiento y sus extremidades comienzan a adquirir movilidad.

 

¿Qué ocurre a las 16 semanas de gestación?

Ciertamente, la semana 16 del embarazo es muy comentada por madres y especialistas, debido a los importantes cambios experimentados durante dicho período. Sin embargo, algunos padres primerizos seguramente se preguntarán: ¿16 semanas de embarazo cuántos meses son?, a lo que debemos decir que se trata del cuarto mes de gestación.

Para entonces, es posible que su vientre esté un poco abultado, aunque algunas mujeres podrían tardar más meses en mostrar un cambio físico de este tipo, lo que podría hacerles pensar que no están embarazadas. Si este es el caso, la recomendación es utilizar un test de embarazo, que es un método bastante confiable.

A continuación, mencionamos algunos de los principales cambios ocurridos, tanto en el cuerpo de la futura madre como en el de su bebé, durante 16 semanas de gestación.

Cambios en la mujer

En lo que respecta al cuerpo de la mujer, durante estos primeros cuatro meses de embarazo podrían comenzar a formarse una serie de estrías en el área abdominal, muslos, mamas y región lumbar. De igual manera, la vulva cambiará de color, tornándose azulada y un poco inflamada, mientras que la vagina estará más flexible de lo habitual.

Además, está el tema del flujo llamado leucorrea, que podría ocasionar algunas infecciones a tratar inmediatamente. Se trata de un producto generado por las hormonas placentarias, cuyo cuerpo es blanco y espeso.

También, la mujer experimentará un mayor apetito sexual, porque a las 16 semanas de embarazo estará mucho más cómoda y con menos malestar para compartir con su pareja.

Por otra parte, está la considerable reducción en el porcentaje de folatos, piridoxina y riboflavina, que son tres vitaminas cuya ausencia en el organismo fomenta la aparición de caries en la dentadura. Igualmente, los niveles de estrógeno se incrementan, siendo los responsables de la hipersialorrea o exceso de salivación en la mujer.

 

Cambios en el feto

Por su parte, el feto de 16 semanas también experimenta importantes cambios, ya que, por ejemplo, en ese momento posee una adecuada movilidad en el área de las manos, mientras que su rostro es capaz de hacer algunos gestos sutiles, debido a que los músculos de dicha sección del cuerpo se han desarrollado durante el embarazo semana a semana. De hecho, dichos aspectos pueden ser observados fácilmente en una ecografía de 16 semanas.

Además, en la piel del bebé se comienza a formar el folículo, en la lengua aparece la glándula tiroidea, los riñones recién empiezan a funcionar y las uñas, tanto de las manos como de los pies, están en proceso de formación. De igual manera, las células nerviosas y el sistema digestivo están iniciando su desarrollo, mientras que el corazón del embrión apenas bombea un máximo de 23 litros de sangre diariamente.

También, es importante comentar cuánto mide un feto de 16 semanas, ya que los expertos de la salud aseguran que, para este momento, la criatura debe haber adquirido un tamaño aproximado de 11 y 18 centímetros, y podría llegar a pesar entre 100 y 150 gramos. Claro está, dichas medidas pueden variar considerando que el tamaño del feto por semana aumenta progresivamente.

Semana 16 de embarazo: Recomendaciones básicas

Durante la semana 16 de embarazo, el vientre de la mujer se encuentra un poco pronunciado, lo que podría causar inconvenientes al momento de dormir e incluso de conducir el coche. En este sentido, existen algunas recomendaciones básicas que podrían resultar convenientes de seguir.

Iniciaremos comentando acerca de la vestimenta y calzado, que deben ser lo más cómodos posible. Por ello, lo ideal es que la mujer use prendas holgadas y zapatos de suela plana con interior acolchado. De esta manera, se evita fomentar una mala circulación sanguínea.

También, el dolor lumbar en el embarazo suele ser frecuente, por lo que se aconseja dormir con la cara hacia arriba e incorporar una almohada suave, justo debajo de la espalda, para que los puntos de presión generados en el útero desaparezcan. Igualmente, se puede conciliar el sueño de lado.

Al momento de subir a un coche, ya sea para conducirlo o simplemente como copiloto, resulta necesario verificar que el cinturón de seguridad haya sido ajustado correctamente, es decir, que logre inmovilizar el cuerpo de la futura madre, sin generar presión excesiva sobre el embrión.

Además, si la mujer llegase a padecer de insomnio, debería consultar a su médico de cabecera y evitar el consumo de infusiones caseras porque, de no ser conocedora de las propiedades de la hierba seleccionada para el té, esto podría afectar la vida del feto.

 

Cambios y cuidados corporales a tener durante el embarazo

El brusco cambio hormonal que se genera en el cuerpo de la mujer embarazada trae consigo una serie de alteraciones corporales, que se evidencian rápidamente.

En este sentido, hacemos referencia a una notoria sequedad en la piel, para la que será necesario no sólo consumir los ocho vasos de agua reglamentarios, con el propósito de mantener el cuerpo hidratado. De igual manera, se aconseja aplicar dos veces al día alguna crema o aceite natural extra hidratante, que le devuelva la humedad y suavidad a toda la piel.

Por su parte, el cabello rizado, ondulado o liso también podría experimentar sequedad, tornarse quebradizo y con falta de brillo durante el embarazo, para lo que deberás aplicar al menos una vez a la semana algún tratamiento capilar nutritivo. Más allá de que se trate de la mejor mascarilla para pelo, bastará con que sus ingredientes activos tengan la capacidad de penetrar a profundidad en cada hebra para hidratarla y repararla.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments