El desarrollo del bebé de once meses

Última actualización: 16.01.22

 

En el mes 11 de vida del bebé pueden ocurrir grandes hitos, que alegrarán a los padres y les sorprenderán. Su desarrollo también tendrá cambios, así como sus hábitos. Por ende, conviene que quienes rodean al pequeño estén informados para estimularlo y celebrar sus proezas.

 

Un bebé de 11 meses puede ser diferente de otro con la misma edad. Es posible que tenga más o menos dientes que el promedio, que camine o, por el contrario, se muestre renuente a estar de pie. Esto se debe a que el desarrollo de los bebés no es un proceso exacto para todos. No obstante, hay algunas características que suelen presentarse con mayor frecuencia. En estas cualidades nos enfocaremos para ayudarte a comprender mejor qué hay de nuevo con tu hijo y cómo lo puedes apoyar en su camino a convertirse en un pequeño cada día más independiente y capaz. 

 

Qué hace un bebé de 11 meses

Si tu pequeño ha fortalecido sus piernas, a través del proceso de gateo, es muy probable que esté cerca el momento en que lo veas ponerse de pie. Se mostrará inseguro y se sujetará de todo lo que tenga cerca, pero será un momento que le llenará de alegría y le otorgará una nueva perspectiva de las cosas. Para facilitar este proceso, conviene ponerlo siempre en un sitio que sea seguro, ya que sus habilidades físicas le llevarán a explorar nuevos espacios.

De igual forma, el bebé de once meses también tiene una mejor coordinación en sus manos, lo que le permite lanzar objetos y disfrutar al experimentar que algunos objetos pueden introducirse dentro de otros.

Es probable que su habilidad para comunicarse no se haya desarrollado lo suficiente para permitirle expresar lo que quiere. Algunas palabras habrán sido incluidas en su vocabulario, pero ciertos fonemas serán realmente difíciles de pronunciar para él. En consecuencia, inventa su propia manera de comunicarse, lo que puede ser hilarante.

En cuanto al descanso, puede que sus ciclos de sueño hayan cambiado constantemente hasta este momento, pero es importante que duerma alguna siesta durante el día. Si aún tienes tu almohada para embarazo, puedes usarla para que tu bebé se recueste cómodamente mientras se relaja para poder dormir. 

Alimentación del bebé de 11 meses

Si te preguntas qué puede comer un bebé de 11 meses, la respuesta va enfocada a que se integre casi por completo a la dieta familiar. Debe probar leguminosas, si es que todavía no estaban dentro de su lista de alimentos. Solo debes incluirlas en la dieta gradualmente, para que su sistema digestivo se acostumbre a ellas y su intestino no se distienda demasiado por la generación de flatulencias.

Por otro lado, debido a que su actividad se ha incrementado, los requerimientos de energía son mayores. Es por eso que en el menú del bebé de 11 meses no pueden quedarse de lado las frutas y los cereales, que le ayudarán a conseguir dicha energía, al mismo tiempo que otras vitaminas, carbohidratos de calidad y minerales.

En cuanto a la leche materna o maternizada, esta sigue estando dentro de su dieta, pero el agua simple también será muy importante, porque ayudará a mantener al bebé siempre bien hidratado y permitirá que su organismo absorba mejor los nutrientes que ingiere.

Si te interesan algunas pautas de alimentación, podemos decir que en el desayuno del bebé de 11 meses se pueden incluir huevos y frutas en cubos. Esto le permitirá comenzar el día con un buen suministro de energía y proteínas. Después, al medio día, se pueden incluir quesos en cubos, verduras, carne o alguna galleta que ayude a la dentición.

Finalmente, en las cenas del bebé de 11 meses pueden incluirse carne de ternera, tofu, pavo, verduras y leche. Generalmente, la medida para su edad será de ¼ a ½ taza para alimentos sólidos y de 120 a 180 ml para la leche.

 

Desarrollo mental

En los hitos del desarrollo del bebé, está la formación del carácter. Tu pequeño ya ha comenzado a mostrarse como un bebé impulsivo, curioso o reflexivo. Para ayudarle, puedes buscar juegos educativos que vayan con su manera de actuar y que le ayuden a fortalecer su carácter, al mismo tiempo que desarrollan sus habilidades en otros planos, también muy importantes, como la coordinación motora o el lenguaje.

En este punto, es poco probable que sus habilidades sociales estén desarrolladas en algunos aspectos. Al bebé de once meses le cuesta trabajo compartir con otros sus juguetes y quiere todo para sí, incluida la atención de sus padres. Esto es normal, no te sientas frustrado si al interactuar con otros niños termina llorando por no querer ceder sus juguetes. Por el momento, permítele que se aferre a esos objetos que le resultan muy atractivos, como podrían ser su peluche favorito o una pelota de colores. Más adelante, podría descubrir el valor del intercambio, lo que le abrirá un panorama muy interesante.

Expresión oral

Como hemos mencionado, a los 11 meses el bebé aún no tiene las bases suficientes para expresar lo que desea. Es por eso que podemos ver con frecuencia al bebé señalando lo que desea y expresando su frustración cuando los adultos no logran cumplir sus deseos. Ten paciencia y habla constantemente con él. El está registrando contínuamente tu tono, cadencia y palabras, que repetirá en el momento menos esperado.

 

Desarrollo psicomotor

El desarrollo del bebé de 11 meses es notable, sus manos han adquirido mayor destreza, por lo que es capaz de dibujar algunos garabatos. Permítele que tenga acceso a materiales como ceras y papel, en determinados momentos del día, para que se divierta con este tipo de actividad. También, pueden interesarle las alfombras que cambian de color con marcadores de agua.

Su capacidad para cambiar de posición, sentarse, gatear, girar sobre su espalda ya no son una novedad, pero al realizar este tipo de movimientos con frecuencia el bebé fortalece aún más sus músculos del tren medio e inferior, lo que permitirá que en un corto plazo pueda caminar con estabilidad.

Para que mejore el control de sus manos, debes permitirle que se alimente solo. Puede que en algunas ocasiones cause un desastre, pero en poco tiempo tendrá un mayor dominio de sus movimientos y logrará hacerlo bien.

Ahora, ya estás al tanto de lo que tu pequeño puede realizar en este mes. Mímalo y felicítalo cuando logre llevar a cabo algo bien que antes no podía conseguir. Esto le servirá de estímulo y le ayudará a tener mayor confianza en sí mismo. Con tu apoyo, podrá seguir explorando nuevas habilidades y, también, integrarse a la familia a la que pertenece.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS