¿Qué regalo hacer a un bebé nacido en verano?

Última actualización: 03.10.22

 

La llegada de un nuevo bebé a una familia siempre es una buena noticia. Una ocasión que merece un presente especial. Cuando este llega en verano, hay muchas opciones para elegir, ajustadas a todo tipo de perfiles y también a diferentes presupuestos.

 

Cuando se trata de buscar regalos para un recién nacido, es importante tener en cuenta la época del año, dado que muchos de ellos van vinculados a la temporada o a la estación. Esto tiene la ventaja adicional de que las ideas se multiplican y hay mucho donde elegir. Si buscas algunas de las más interesantes, las seleccionamos para ti.

 

Ropa para bebé

La ropa es un clásico cuando se trata de buscar regalos para un recién nacido. Es una opción práctica, que a los padres siempre les va a venir bien y que nos permite ser originales o aportar nuestro estilo. Algo que resulta sencillo debido a la cantidad de modelos que tenemos en el mercado.

Lo mejor de todo es que, gracias a la amplia oferta de ropa para bebés actualmente a la venta, vas a encontrar todo tipo de prendas: desde la interior, como bodys y pijamas, a la exterior, con camisas, vestidos, faldas, pantalones y muchas cosas más. Eso sí, no te olvides de elegir la talla correcta. 

Si es ropa para verano, opta por una talla 0 o 3 meses. Y si es para el invierno, lo suyo es elegir ropa de talla de seis meses. Esta última opción es la más interesante, dado que la mayor parte de la ropa que reciba el bebé seguramente sea de temporada.

 

Cosméticos

Otra buena opción para regalar son los cosméticos y otros productos destinados a la higiene del bebé. Es otra de las opciones más prácticas y a la que aportar nuestro toque personal, al poder elegir entre la amplia oferta disponible.

Entre los clásicos, tenemos las cestas de productos, en las que encontramos diferentes elementos para la higiene del pequeño. Estas suelen incluir champú, colonia, gel de baño y alguna crema o loción hidratante. Tampoco suele faltar una toalla, una capa de baño o algo parecido. Todo ello sin olvidar la bandeja o la cesta, para tenerlo todo bien guardado. Otra opción interesante son los accesorios, con lotes que incluyen tijeras, bastoncillos, peine y otros elementos básicos para este proceso.

 

Alimentación

Para que el recién llegado coma adecuadamente, también contamos con regalos interesantes. Los más tradicionales son los juegos de platos, con diferentes piezas, o bien las cuberterías para los más pequeños. Otra opción interesante son los lotes de biberones, pensados para todo tipo de alimentos y que seguramente los padres también agradezcan.

Algo parecido pasa con los esterilizadores, con los que mantener esos biberones en perfecto estado hasta su siguiente uso. Todo ello sin olvidar los tradicionales baberos, que son otro buen regalo para que el pequeño no acabe demasiado manchado tras la comida. O al menos, intentarlo.

 

Tartas de pañales

Es uno de los productos que últimamente se han puesto de moda, manteniendo el carácter práctico y ofreciendo una propuesta diferente para agasajar al recién llegado. Estos pañales incluyen una buena cantidad de ellos, que se pueden utilizar como los que se compran en cualquier envase de supermercado. A su estructura, se acompañan otros detalles, dependiendo del producto específico. Entre ellos, es habitual encontrar un peluche, así como otros elementos, como un babero, muselinas y otros complementos prácticos y muy interesantes.

Juguetes

Los juguetes son otro de los clásicos a los que recurrir cuando se trata de hacer un regalo a un recién nacido. Como es lógico, todos estos productos deben estar adaptados a su edad, ser plenamente seguros y contar con materiales de calidad. Algo clave para el uso que les espera durante el tiempo que acompañen al pequeño, cuando ese juguete será mordido, chupado, estirado y sometido a todo tipo de usos complicados.

Por cierto, aunque tengas la tentación de recurrir a juguetes relacionados con el verano, tales como una pequeña piscina, manguitos o similares, en este caso la edad del bebé es aún breve para ellos. Pensemos que un recién nacido o un bebé con apenas un mes de vida aún no es capaz de moverse por sí mismo y tampoco tiene habilidades para manejar objetos. Así que seguramente estos regalos se queden a la espera hasta el verano siguiente.

 

Regalos de temporada

En donde sí hay variedad es en los regalos veraniegos de carácter más general. Hablamos de opciones como gorros, sombreros y otros productos similares, destinados a proteger al bebé del sol propio de la estación. Otra buena idea, original como pocas, es regalar al recién nacido un bonito dosel contra los mosquitos. Una solución muy práctica para evitar que los insectos hagan de las suyas y no perturben el sueño del recién llegado.

 

Regalos tecnológicos

Nuestro listado de regalos para bebés no estaría completo sin echar un vistazo a los dispositivos tecnológicos pensados para los más pequeños. Un segmento donde tenemos desde los productos clásicos a las últimas novedades del mercado.

Empezando por las primeras, aquí encontraríamos el tradicional vigilabebés, con el que los padres podrán velar el sueño del pequeño sin perturbarlo. Los nuevos modelos con cámara hacen más fácil ver la estancia con comodidad e incluso medir la temperatura de la misma. Otra buena opción es el humidificador, que ayuda a los más pequeños a disfrutar de un entorno más sano y saludable para su estancia. Todo ello sin olvidar la opción de aromaterapia que suelen ofrecer varios de estos productos.

En el lado de las opciones más modernas, tenemos las versiones actualizadas de los clásicos carruseles. Estos productos ofrecen sistemas basados en luces LED, que generan un efecto planetario en la estancia muy agradable. También práctico es un babycook, con el que sus padres ahorrarán tiempo y molestias a la hora de preparar su comida. Otra opción es un termómetro digital sin contacto, que hace más fácil medir la temperatura del pequeño, de su comida o incluso del agua de su baño.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS