19 semanas de embarazo

Última actualización: 16.01.22

 

En un embarazo de 19 semanas, la futura madre deberá estar muy atenta a uno de los síntomas más esperados de la gestación. Por su parte, el pequeño feto ha comenzado a percibir el mundo que le rodea, gracias a la maduración de sus sentidos. Sin duda, se trata de una semana importante.

 

La semana 19 de embarazo puede marcar para muchas mujeres un hito muy especial, que no olvidarán y que han estado esperando con ilusión. Se trata de la percepción consciente de los movimientos del bebé dentro del vientre. Esto es algo que llena de alegría a la madre, ya que es el primer signo palpable de que la vida se ha dado paso dentro de ella. A su vez, esto marca un punto importante en la relación que el bebé y la madre tendrán, ya que su vínculo será más estrecho e intenso.

Por otro lado, si se pregunta: 19 semanas de embarazo ¿cuántos meses son?, la respuesta es que la madre está justo a la mitad del camino para poder tener a su bebé en brazos. Es decir, que han transcurrido ya cuatro meses y medio

 

¿Cómo está tu bebé en esta semana?

En este momento, el feto tiene 17 semanas de vida y su tamaño es de aproximadamente 14 cm. Además, pesa entre 200 y 250 gramos. Es por esto que puedes comenzar a notar su actividad como un suave revoloteo, en especial cuando estás tumbada de lado y muy atenta. 

Aunque el sistema nervioso del feto aún está desarrollándose, ya es capaz de percibir sensaciones, tales como sonidos y vibraciones. También, ha comenzado a preparar su sistema digestivo para la importante tarea que llevará a cabo al nacer. Esto lo hace al tragar líquido amniótico, lo que le permite percibir algunos sabores. De igual forma, su esqueleto comenzará a volverse más denso y rígido, dejando atrás la gran flexibilidad de su estructura cartilaginosa.

Probablemente, hasta este momento tus amigos y familiares han hecho comentarios en relación a cuáles son los síntomas de embarazo de niña o de niño, especulando su género. La buena noticia es que ha llegado el momento en el que se podría saber el sexo del bebé con mayor certeza, ya que en esta semana sus genitales han madurado y han alcanzado un tamaño que permite que sean observados por medio de una ecografía.

Ya que hablamos de estudios específicos, para conocer el estado del bebé, debes saber que hasta la semana 18 era poco probable que tu ginecólogo hubiese solicitado una ecografía morfológica, ya que se considera más apropiado realizarla entre la semana 19 de embarazo y la 20. En este estudio, lo que se hace es evaluar la estructura del bebé y su biometría. Se buscan malformaciones que pudieran considerarse incompatibles con la posibilidad de que el feto sobreviva al nacer. El realizar dicho estudio te ayudará a estar más tranquila en relación a que todo va bien, algo que siempre preocupa a los padres.

Cómo cambia tu cuerpo

En la semana 19 de embarazo, los síntomas relacionados con la circulación sanguínea se hacen más notorios. El volumen de la sangre se ha incrementado y el corazón tiene que esforzarse más. Es por esto que podrías experimentar palpitaciones o alteraciones en tu ritmo cardiaco. Generalmente, no es un síntoma de alerta, pero deberás mencionarlo a tu médico para que lo evalúe. Por otro lado, también es importante que te mantengas tranquila y evites situaciones que provoquen estrés. 

Si notas que se incrementa el flujo vaginal, no te asustes. Esto se denomina leucorrea y se debe al aumento en la irrigación sanguínea en la zona. De igual forma, por el mismo motivo, tus genitales tomarán un color violáceo y es muy probable que se abulten los labios mayores y menores.

Por lo que respecta al tamaño de tu barriga de 19 semanas, es probable que tengas que ajustar nuevamente la talla de tu ropa y notes que la línea alba (que va del ombligo al pubis) se haya intensificado. Tus pezones también se oscurecerán un poco más y la sensibilidad en la piel de la barriga puede comenzar a acentuarse, debido a la tensión que está experimentando en las capas internas, por lo que debes comenzar a hidratar aún más la zona con cremas y productos apropiados para dar mayor elasticidad a la piel.

Por otro lado, es poco usual que a las 18 semanas de embarazo hayas notado cambios en tu forma de respirar. Sin embargo, llegado este punto, y debido al crecimiento de la barriga, tu diafragma empieza a tener menos espacio para bajar durante la inspiración, lo que te obliga a respirar con un ritmo diferente.

Consejos importantes

El suministro de vitaminas que debes proporcionar a tu organismo sigue siendo prioritario. Te recomendamos que no te olvides de incluir en tu dieta ensaladas de hoja verde, frutos secos y huevos. Evita ingerir bebidas energéticas o estimulantes y vigila tu consumo de carbohidratos, para que no tengas problemas de sobrepeso con los que lidiar después.

Además, si has notado dificultades para practicar algún deporte, debido a tu estado, no olvides que el agua es un entorno que favorece mucho a las madres y les permite ejercitarse y mantener bien tonificados los músculos de brazos, piernas y espalda, mientras que, también, les ayuda a relajarse.

Debido a que tu pequeño bebé ya puede escuchar, es muy importante que le hables. Así, comenzará a familiarizarse con tu voz, misma que distinguirá de la de los demás y se convertirá en su favorita. También puedes ponerle música, lo que puede provocar en él una mayor actividad neuronal.

Para cuidar tu piel y evitar que los cambios hormonales se acentúen en tu rostro, en forma de manchas difíciles de eliminar, te invitamos a utilizar protector solar diariamente, ya que la producción de melanina en esta etapa se podría incrementar.

Por otra parte, pon atención a tus momentos de descanso y procura que sean de calidad. Si aún no tienes una almohada para embarazo, sería una buena idea hacerte con una; te ayudará de diversas maneras, incluso después de que nazca tu bebé.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS